Día Domingo en un sumidero.

Nunca me ha parecido correcto escribir para comparar y mucho menos hacer de la comparación un arte  ó una técnica estilística. para algunas corrientes de la crítica del arte la comparación es un instrumento a favor de la investigación y de los textos referenciales. La perorata en cuestión deviene porque el estado de Chiapas   al sur del México profundo está viviendo una verdadera renovación en lo que se refiere a turismo social, ecológico y etnográfico. El estado, aún pobre, comienza a esperanzar un destino en un a incipiente industria que atrae cada vez más turistas de todas las orbes y de todos los tamaños de presupuestos. Las calles de Chiapas del Corzo, San Cristóbal de las Casas, Tuxtla Gutiérrez se llenan de maravillosas tiendas  de cooperativas, museos de la naturaleza, oficinas de turismo vivencial con la naturaleza y también de ofertas en excelentes restaurantes y cafés, amen de los bellos hoteles que se conjugan con el paisaje.

Este cronista pasó un largo fin de semana, que comenzó en Jueves y terminó en Lunes, en la bella ciudad de San Cristóbal de las casas. llena de nubes, de frío, de aroma a café y leña alimentando algunas discretas chimeneas. Todo un placer para los sentidos y para el desconecte de una ciudad como Mérida. Yucatán  cuya particularidades explicaremos en un subsecuente artículo.

Sin embargo no todo es color de rosa en el paisaje y no todo funciona a pedir de boca en un idílico paraíso que de pronto se convierte en un caos de corrupción y ineficiencia a la hora de pedir una explicación con relación a la acaecido.

Salimos el Domingo en la mañana, mi pareja y mis amigas catalanas, a la carretera Tuxtla Gutiérrez – San Cristóbal, a fin de partir primero en el maravilloso y casi único “cañón del Sumidero”, que según la guía  “1,000 Places to See Before You Die: A Traveler’s Life List”, de la autora Patricia Schultz es uno de los lugares iconográficos del planeta tierra. Llegamos gozosos y presurosos a untarnos protector solar para el viaje de 2 horas por la garganta natural del sureste mexicano. A medida que recorríamos el imponente y plácido paisaje fluvial comenzáramos a percibir cada vez más botellas de plástico flotando en las verdes aguas del cañón. Llegó un momento en la cual nadábamos en un mar de botellas, que a su vez llevaban papeles, periódicos  desdibujados, palos, ropa vieja que flotaba en una masa apresada que obligaba al conductor de la lancha a ir con sumo cuidado para evitar el desastre que podría llegar .

Indiqué con un grito guerrero de los que me caracteriza que pararamos la lancha y pregunté al guía y lanchero qué pasaba. El me contestó que tenían tiempo que no limpiaban el río y que sucedía en las temporadas de lluvia ya que las aguas de zonas aledañas, léase san Cristóbal, Tuxtla, Chiapa del Corzo, caían  a esta vertiente del río Grijalba. Mi segunda pregunta, con el animo caldeado de los visitantes que viajábamos en la lancha fue: ¡Cómo se atreve el instituto rector del cuidado de parques as cobrar 20 pesos de impuestos por la entrada a la zona  “protegida”?…(protegida de qué, por cierto). El joven no tuvo respuesta. Alegó que no llevaría ante el guarda parques para reclamar la afrenta contaminante. Así lo hizo al volver al punto de partida. El guarda parques, quien no quizo identificarse, nos indicó que a diario se limpiaba, sin embargo volvía a salir. Yo le dije que era una mentira ya que la basura era de tal cantidad y mostraba signos de envejecimiento que mostraba la desidia de la limpieza de la zona. Losa demás integrantes de la barca protestaron y le llamaron inepto. Algunos grabaron el pasaje y prometieron enviarlo a las televisoras regionales y nacionales.  El guardaparques no se inmutó. Mi pareja alegó, en una brillante jugada estadística, que si entran al parque diariamente  mil personas y se les cobra 20 pesos de impuesto esto da un  total 620 mil  pesos mensuales y que no podía decirse que es posible emplear posibilidades para limpiar el pobre sumidero, que para estos ineptos queda en efecto como un sumidero por donde se desagua torda la ineficacia de un sistema, de varios sistemas.

Anuncios

One comment

  1. Felicito al gobierno de chiapas por esta decision, que desgracaiadamente gobiernos como el de guerrero no tienen esa conciencia social para la bahia de acapulco.
    aease mismo diseño en mi poder se realizo desde 1987 en acapulco a propuesta al gobierno municipal de acapulco y gobierno dlee stado hasta la fecha, sin ninguna respuesta ni interes.
    mi diseño incluye sapiradores subacuaticos con buzos.
    atte- buzo naval industrial Gustavo Torres Contreras acapulco gro. mexico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s