Ante el avance triunfante y desmedido de John McCain, candidato republicano, en los sondeos de intención de voto; la gente del partido Democrata y Barack Obama han recurrido a conquistar el voto joven, sobre todo en el voto primerizo y el voto latino. Las esperanzas van de la mano a medida que las cifras del candidato de la confianza decae.

El fenómeno viene precedido por la aparición nefasta de la señora Sarah Palin en la escena política estadounidense. La señora en marras viene a alimentar el miedo estadounidense del ser los únicos, los ungidos de un dios castigador y mayor aún…la señora promete limpiar la sociedad norteamericana de vicios, de libros, de cine…obviamente dejará la industria pornográfica y la de armas. Total el monto aportado anual debe ser maravilloso.

Centrándonos en el asunto los democratas han llamado a los refuerzos y es ahí que surge Jessica Alba, la actriz, convertida hoy en carne y hueso, sin papeles a interpretar pero revestida de superchica que ha de salvar a USA de las brujas malas del cuento del Mago de OZ.

Jessica Alba es la imagen principal y última de la campaña “Declare Yourself” (en español sería “Expresate por ti mismo”). Fotografiada por Mark Liddell, Alba aparece desnuda y amordazada en la imagen.

Alba ha dicho:

“Creo que deben ser conscientes de la necesidad que tenemos en este país de que se involucren políticamente. Y la gente responde ante cosas que son chocantes. Si tú no te registras y votas y cambias las cosas negativas que suceden en nuestro país, esencialmente te estás amordazando y poniéndote un bozal. No entiendo bien por qué la gente no se registra para votar. Nos inscribimos en Facebook y MySpace y nos bajamos música de Internet. Lo menos que podemos hacer es registrarnos online para votar e influir en el mundo”

Alba llora en la foto y el mensaje indica que no debe irse hacia atrás en lo que a historia se refiere. Justamente que la historia lo decida y que el mundo pueda respirar en paz.