El ejercicio político de la Venezuela en tiempos de Chávez

Reporte desde Venezuela

Venezuelan boy

sicierre-campana-siasvb-chavez2

1684819477-chavez-gana-referendum-via-libre-reeleccion-2012

Considerar y analizar la situación de Venezuela es un ejercicio de sindéresis política y una apología a la objetividad que se va perdiendo entre los recovecos terribles de un ejercicio social político que ha crecido y devengado en una fractura perpendicular de dos sectores, ahora más antagónicos que nunca, habitando el mismo territorio como dos fieras al acecho.

Una parte por preservar un conjunto de libertades , propuestas y condiciones alcanzados con dolor y sangre; el otro: un grupo que sufre por un pasado lleno de imperfecciones sociales y políticas que le favorecían y que le permitían llevar una vida que nadaba entre la impunidad: hoy establecida más que nunca por razones que explicaremos luego, y una estructura economicista que era intocable y que hoy con los mecanismos impuestos por el Ministerio de Hacienda y el organismo autónomo SENIAT, parece ahogar sus ultimas posibilidades de escaparse y vivir en un país paralelo que no pagaba impuesto…

Parece una contradicción pequeña e inusual, sin embargo los sectores de clase media y de clase alta, hoy llamada “escuálida” por los sectores chavistas y oficialistas, pretenden que se les devuelvan aquellos privilegios perdidos: dólares a bajo precio, divisas en monto para gastarlos en Miami, condonación de impuestos y redes de imbricación entre el poder político y el sector empresarial así como el inversor. La situación se torna aún mas compleja cuando debemos hacer un recuento de los años en que estos sectores gobernaron en conjunto con las pautas estipuladas por la Casa Blanca, quien directamente colocaba en el palacio gubernamental títeres para que la pequeña burguesía local obtuviera beneficios muy particulares a cambio de un petróleo y otros recursos naturales casi gratuitos, sin pagos de ningún flete.

Venezuela además se fue convirtiendo durante estos nunca olvidados cuarenta años, que van desde 1958 hasta el 1998, en una cabeza de playa, donde el pentágono y la CIA habían intervenido a sectores del ejército con sectores de ellos y de la Mossad israelí. Venezuela era pues escuela de torturas, escuela experimental de libre comercio y laboratorio para las prácticas psicológicas de dominio psicosocial que aún hoy sigue promoviendo el liberalismo europeo y estadounidense; tratando de implementarlo como un paradigma en toda América latina.

No es NO

Hoy me encuentro en mí país, por visitas familiares y al llegar me topo que han pasado 2 días apenas del Referéndum para enmendar algunas estructuras lingüísticas de la constitución. Elementos semánticos que redundaban en la imposibilidad de la reelección continúa de funcionarios públicos.

Las conversaciones se hacen públicas y candentes en cualquier lugar de la ciudad de Maracaibo, en cualquier hogar, en cualquier camino, carro y programa de opinión de los medios. El sector opositor que crece en mínimo porcentaje, mas sin embargo “crece” por la mala gestión de alcaldes y representantes revolucionarios y adeptos al oficialismo, alega que hubo fraude. Con este discurso han elaborado absolutamente todas sus estrategias de lucha política, lo que ha traído como consecuencia una falta de credibilidad que hace mella en la adhesión social y política en grupos que hasta ahora estuvieron totalmente excluidos y que deciden por un sector oficialista, con Chávez a la cabeza, que les habla claro y sin miedo a nombrar y desnudar verdades.

Ante esto el CNE (Consejo Nacional Electoral) así como miembros y representantes extranjeros, revisaron, para tranquilidad emocional del grupo opositor, un 55 % de las actas de votación, dando como resultado que el margen de error era de un 0, 1 %. Esto trajo la furia opositora que una vez más en este ring de boxeo canto estafa. Lo normal según las auditorias extranjeras era elaborar la revisión en base solo a un 3 %.

Sin embargo el asunto se hace mas triste cuando vemos su discurso y el reflejo de éste entre su gente. Ellos han acudido y aún lo hacen a un slogan que les simplifica la vida: No es NO. Ese radicalismo se ha agudizado desde hace una década, por motivos explicados y también por una lluvia de mentiras orquestadas é implementadas desde un sector empresarial a medianos comerciantes, que a pesar de tener ganancias millonarias cada día mas tienen a pensar que el mundo se les vendrá un día hacia abajo y que Venezuela se convertirá en una colonia cubana. Su pensamiento y acción de vida está más cercana a la mentalidad del anticastrismo miamero. Esto los corroe y a pesar de viajar a Miami y Panamá a la compra de su status quo, lloran sus penas constantes sobre la idea del estar viviendo una férrea dictadura comunista.

La Opción del Si.

Contrario al significado semántico del No, el sector oficialista tomo el si como bandera para reformular los artículos Números (160, 162, 174, 192 y 230 ) Y propuso la siguiente pregunta “¿Aprueba usted la enmienda de los artículos 160, 162, 174, 192 y 230 de la Constitución de la República, tramitada por la Asamblea Nacional, que amplía los derechos políticos del pueblo con el fin de permitir que cualquier ciudadano o ciudadana, en ejercicio de un cargo de elección popular, pueda ser sujeto de postulación como candidato o candidata para el mismo cargo por el tiempo establecido constitucionalmente dependiendo su posible elección exclusivamente del voto popular?”.

La respuesta fue un punto creciente para el oficialismo, con un significativo crecimiento, en proporción, al sector opositor, quien mantiene un odio clasista feo y espantoso adoctrinado desde televisores y pulpitos. Este punto lo tocaremos adelante.

La realidad enmendada quedó de esta manera;

  • Artículo 160 (antiguo).

El gobierno y administración de cada Estado corresponde a un Gobernador o Gobernadora. Para ser Gobernador o Gobernadora se requiere ser venezolano o venezolana, mayor de veinticinco años y de estado seglar. El Gobernador o Gobernadora será elegido o elegida por un período de cuatro años por mayoría de las personas que votan. El Gobernador o Gobernadora podrá ser reelegido o reelegida, de inmediato y por una sola vez, para un período adicional.

  • Artículo 160 (enmendado).

El Gobierno y administración de cada Estado corresponde a un gobernador o gobernadora. Para ser gobernador o gobernadora se requiere ser venezolano o venezolana, mayor de 25 años y de estado seglar. El gobernador o gobernadora será elegido o elegida por un período de cuatro años por mayoría de las personas que voten. El gobernador o gobernadora podrá ser reelegido o reelegida.

  • Artículo 162 (antiguo).

El Poder Legislativo se ejercerá en cada Estado por un Consejo Legislativo conformado por un número no mayor de quince ni menor de siete integrantes, quienes proporcionalmente representarán a la población del Estado y a los Municipios. El Consejo Legislativo tendrá las atribuciones siguientes:

– Legislar sobre las materias de la competencia estadal. – Sancionar la Ley de Presupuesto del Estado. – Las demás que le atribuya esta Constitución y la ley.

Los requisitos para ser integrante del Consejo Legislativo, la obligación de rendición anual de cuentas y la inmunidad en su jurisdicción territorial, se regirán por las normas que esta Constitución establece para los diputados y diputadas a la Asamblea Nacional, en cuanto les sean aplicables. Los legisladores y legisladoras estadales serán elegidos o elegidas por un período de cuatro años pudiendo ser reelegidos o reelegidas solamente por dos períodos. La ley nacional regulará el régimen de la organización y el funcionamiento del Consejo Legislativo.

  • Artículo 162 (enmendado).

El Poder Legislativo se ejercerá en cada Estado por un Consejo Legislativo conformado por un número no mayor de quince ni menor de siete integrantes, quienes proporcionalmente representarán a la población del Estado y a los Municipios. El Consejo Legislativo tendrá las atribuciones siguientes:

– Legislar sobre las materias de la competencia estadal. – Sancionar la Ley de Presupuesto del Estado. – Las demás que le atribuya esta Constitución y la ley.

Los requisitos para ser integrante del Consejo Legislativo, la obligación de rendición anual de cuentas y la inmunidad en su jurisdicción territorial, se regirán por las normas que esta Constitución establece para los diputados y diputadas a la Asamblea Nacional, en cuanto les sean aplicables. Los legisladores y legisladoras estadales serán elegidos o elegidas por un período de cuatro años pudiendo ser reelegidos o reelegidas. La ley nacional regulará el régimen de la organización y el funcionamiento del Consejo Legislativo.

  • Artículo 174 (antiguo).

El gobierno y administración del Municipio corresponderán al Alcalde o Alcaldesa, quien será también la primera autoridad civil. Para ser Alcalde o Alcaldesa se requiere ser venezolano o venezolana, mayor de veinticinco años y de estado seglar. El Alcalde o Alcaldesa será elegido o elegida por un período de cuatro años por mayoría de las personas que votan, y podrá ser reelegido o reelegida, de inmediato y por una sola vez, para un período adicional.

  • Artículo 174 (enmendado).

El gobierno y administración del Municipio corresponderán al Alcalde o Alcaldesa, quien será también la primera autoridad civil. Para ser Alcalde o Alcaldesa se requiere ser venezolano o venezolana, mayor de veinticinco años y de estado seglar. El Alcalde o Alcaldesa será elegido o elegida por un período de cuatro años por mayoría de las personas que votan, y podrá ser reelegido o reelegida.

  • Artículo 192 (antiguo).

Los diputados o diputadas a la Asamblea Nacional durarán cinco años en el ejercicio de sus funciones, pudiendo ser reelegidos o reelegidas por dos periodos como máximo.

  • Artículo 192 (enmendado).

Los diputados o diputadas a la Asamblea Nacional durarán cinco años en el ejercicio de sus funciones, pudiendo ser reelegidos o reelegidas.

  • Artículo 230 (antiguo).

El período presidencial es de seis años. El Presidente o Presidenta de la República puede ser reelegido, de inmediato y por una sola vez, para un período adicional.

  • Artículo 230 (enmendado).

El período presidencial es de seis años. El Presidente o Presidenta de la República puede ser reelegido.

Por el momento le dejo a mis queridos lectores esta lectura, el siguiente reporte vendrá en unos días.

Gerardo Martínez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s