Racismo y discriminación en Televisa

 

Foto: Koninklijk Paleis

Congo Belga, 1928. Foto: Koninklijk Paleis

 

discrimination

 

Con motivo del Mundial de Futbol en Sudáfrica, recién terminado, de nuevo, medios de comunicación como Televisa, hicieron alarde del racismo, la discriminación y la ignorancia que existe en México. Sin ningún reparo, y a sabiendas, de que sus programas, no sólo se ven en México, sino en varias regiones de Estados Unidos, de países de Centroamérica y de otras partes del mundo, los comentaristas de la empresa Televisa, a través fundamentalmente de la “mofa”, la “burla” y el “buen humor mexicano”, mostraron la ignorancia, los prejuicios y estereotipos que sobre los africanos y afrodescendientes existen en nuestro país.
Programas como Primero Noticias, Primero El Mundial, con los conductores Carlos Loret de Mola y Victor Trujillo “Brozo”, y segmentos del programa La Jugada con el personaje “El Compayito” y hasta Andrés Bustamante o Diego Luna, se mofaron de los idiomas africanos, del color de la piel, de los rasgos físicos y de las costumbres o cosmovisiones de los sudafricanos y de los afrodescendientes del mundo y de México. En las “mofas” para “entretener sanamente a los televidentes” repitieron los estereotipos clásicos de las prácticas racistas, propios de los siglos XVIII y XIX, que relacionaban a las culturas africanas y afrodescendientes con pueblos “inferiores”, “primitivos”, “lascivos”, “ignorantes” que hablan lenguas que son como “borucas”, que viven en chozas, que son “caníbales” y que tienen prácticas rituales “tontas”, como la de “leer los caracoles”. No contentos con ello, en los cortometrajes de Diego Luna, hasta el luchador social y expresidente de Sudáfrica, Nelson Mandela, formó parte de una de las caricaturas titulada: “Mandela cogió Candela”.
La responsabilidad y el papel que desempeñan los medios de comunicación en países como México, son fundamentales, ya que, como monopolios de la comunicación, transmiten ideas y formas de pensar que impactan directamente en la educación y cultura. En este sentido deberían de ser consientes del compromiso que tienen con la comunidad nacional e internacional y con la construcción de sociedades justas y respetuosas. El impacto internacional de estos actos, a través de la imagen de cómo los mexicanos observamos a las culturas africanas, es humillante. Además, estas expresiones también lastiman a las comunidades de afrodescendientes en México, que son objeto de discriminación e invisibilizaciòn, ya que hasta el momento, pocos mexicanos conocen la importancia de la contribución de los africanos en la historia de la construcción de nuestro país, pero además los problemas que enfrentan las comunidades de afrodescendientes actualmente.
Por todo lo anterior, presenté una queja al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación el 21 de junio de 2010. También, y en el marco de la promovida “Iniciativa México”, registré un proyecto de sensibilización y educación en contra de la discriminación y el racismo para los dueños, locutores, reporteros y trabajadores en general, de la empresa Televisa S.A., de C.V. con el número 10015. Es inaudito que los mexicanos sigamos presumiendo de ser pueblos incluyentes y respetuosos, y que el “racismo” siga siendo “cosa solo de los estadounidenses”. Es tiempo de ser responsables de nuestra ignorancia y tratar de contribuir en la formación de sociedades justas, respetuosas y democráticas.
María Elisa Velázquez. Investigadora INAH.
Vicepresidenta del Comité Científico de la Ruta del Esclavo, UNESCO.
Co-responsable del Proyecto Internacional AFRODESC.

Anuncios

3 comments

  1. Cierto y casi totalmente de acuerdo. Digo casi para que me quede la oportunidad de anexar un punto de visión un poquito diferente. Creo dificil que Televisa y TV Azteca hagan por iniciativas internas de sensibilización debido a que son empresas que venden a través de los morbos, si no es así, entonces ¿De qué tratan las novelas, el gran grueso de las programaciones de los principales canales o los programas pseudo científicos y de espectáculos? El compromiso social que debieran sentir podría también ser el autocensurar cualquier información que brota a través de ellos, como los infomerciales que promueven datos e información con sonido de verdad y que no son más que otra forma de tomarle el pelo al gran grueso de los televidentes (todo por vender y aquí podríamos hablar de que en la venta se sostenta nuestro sistema económico). Quiero hacer incapié que llamo a la autocensura y no a la regulación, ya que creo en la libertad de expresión y de cómo el monopolio en las comunicaciones impide que México sea un país de críticos e iniciadores – pero no de compradores -. Algo que me llama la atención es el control “a cuenta gotas” que se tiene en la infiltración de medios que permiten una retroalimentación como es el internet. Me parece absurdo que se venda el internet por megabytes en algunos planes tarifarios y que gracias a que la infraestructura comunicativa del país (en calidad de comunicaciones electrónicas) el servicio de internet sea lento a propósito.

    En éste último tema (que se sale un poco del aspecto de racismo que habían abordado y que en lo personal me inquieta igual o más que el anterior descrito) brillan datos que – según algunos sitios de internet – pudieran hacer una diferencia en empezar a crear ciudadanos conscientes. Por ejemplo el que: Telefonos de México, propiedad de Carlos Slim, tiene el potencial para poder ofrecer una infraestructura con servicio de internet superior a los 5 mbps. (carezco de la oportunidad de corroborar estos datos, así que se pasan “al costo” y con la posibilidad de equivocarme, pero que en escencia creo necesario de comunicar).

    El aspecto de que en México (y tal vez heredado de la mezcla americanizada de la globalización, del “american way of life”) de que la televisión sea educadora es inquietante. Dado lo que argumentó alguna vez López Dóriga en Tercer Grado (trataban un tema similar al aquí expuesto) “La televisión es informativa, los que educan deben estar en un aula”, tal enunciado nos informa que no existe la persepción de que son educadores indirectos de nuestro pueblo, y muchas veces más fuertes que el profe en el aula (ya que potencialmente pasan más tiempo a los ojos del niño a educar).

    Espero que tu iniciativa crezca, me llevo a casa esta bella frase tuya: “Es tiempo de ser responsables de nuestra ignorancia y tratar de contribuir en la formación de sociedades justas, respetuosas y democráticas. ”

    Otra vez, y no me canso de decirlo, me impresiona el empuje de su blog muchachos. Saludos desde Chihuahua.

  2. No encontré una forma de ponerme en contacto de manera más directa con ustedes qué el compartirles mi inquietud en un comentario (tema diferente al de la entrada).

    Quisiera compartir con ustedes la siguiente problemática, expresada en algunos post en mi blog:
    http://shegarlandia.blogspot.com/2010/07/cianuro-derrame-de-la-minera-dolores.html

    En alguna ocasión ví un video de nombre “la naturaleza de las cosas”, en el cual explicaban que el capitalismo desleal, global e inmenso de los países de primer mundo obligan a competir a las pequeñas economias en total desventajas, ahí se explicaba que una forma de abaratar los productos es disminuir los costos monetarios ó (lo que realmente sucede) hacer que otros paguen los costos de las materias primas. Los costos de las materias primas vienen de: Costos humanos, costos en la calidad de vida de los trabajadores, costos generados, pagados y sustentados en los países “en desarrollo”. Al consumidor del anillo de oro no le importa si en su proceso un país lejano tuvo un derrame de cianuro y murieron algunas personas, no le importa el sueldo de los operadores de maquinaria, de que si la minera es socialmente responsable y evita la degradación ecológica al no extraer a tajo a cielo abierto. En el post existen algunas ligas, sientanse con total libertad de seguirlas, se expone nuestro punto de vista, confesaré que activista no soy al tiempo completo. ya que no es la intención de mi blog. Pero si me preocupa que los afectados al final de cuentas somos todos al perseguir la ilusión de riqueza en dinero y no en flujo de éste que sostenga a nuestra economía.

    La intención de esto no es que se me publique como comentario (sé que los moderan, así que pueden leerlo y no aceptarlo). Digamos que puede ser un correo mandado de una manera muy huevona. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s