Foto: Koninklijk Paleis

Congo Belga, 1928. Foto: Koninklijk Paleis

 

discrimination

 

Con motivo del Mundial de Futbol en Sudáfrica, recién terminado, de nuevo, medios de comunicación como Televisa, hicieron alarde del racismo, la discriminación y la ignorancia que existe en México. Sin ningún reparo, y a sabiendas, de que sus programas, no sólo se ven en México, sino en varias regiones de Estados Unidos, de países de Centroamérica y de otras partes del mundo, los comentaristas de la empresa Televisa, a través fundamentalmente de la “mofa”, la “burla” y el “buen humor mexicano”, mostraron la ignorancia, los prejuicios y estereotipos que sobre los africanos y afrodescendientes existen en nuestro país.
Programas como Primero Noticias, Primero El Mundial, con los conductores Carlos Loret de Mola y Victor Trujillo “Brozo”, y segmentos del programa La Jugada con el personaje “El Compayito” y hasta Andrés Bustamante o Diego Luna, se mofaron de los idiomas africanos, del color de la piel, de los rasgos físicos y de las costumbres o cosmovisiones de los sudafricanos y de los afrodescendientes del mundo y de México. En las “mofas” para “entretener sanamente a los televidentes” repitieron los estereotipos clásicos de las prácticas racistas, propios de los siglos XVIII y XIX, que relacionaban a las culturas africanas y afrodescendientes con pueblos “inferiores”, “primitivos”, “lascivos”, “ignorantes” que hablan lenguas que son como “borucas”, que viven en chozas, que son “caníbales” y que tienen prácticas rituales “tontas”, como la de “leer los caracoles”. No contentos con ello, en los cortometrajes de Diego Luna, hasta el luchador social y expresidente de Sudáfrica, Nelson Mandela, formó parte de una de las caricaturas titulada: “Mandela cogió Candela”.
La responsabilidad y el papel que desempeñan los medios de comunicación en países como México, son fundamentales, ya que, como monopolios de la comunicación, transmiten ideas y formas de pensar que impactan directamente en la educación y cultura. En este sentido deberían de ser consientes del compromiso que tienen con la comunidad nacional e internacional y con la construcción de sociedades justas y respetuosas. El impacto internacional de estos actos, a través de la imagen de cómo los mexicanos observamos a las culturas africanas, es humillante. Además, estas expresiones también lastiman a las comunidades de afrodescendientes en México, que son objeto de discriminación e invisibilizaciòn, ya que hasta el momento, pocos mexicanos conocen la importancia de la contribución de los africanos en la historia de la construcción de nuestro país, pero además los problemas que enfrentan las comunidades de afrodescendientes actualmente.
Por todo lo anterior, presenté una queja al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación el 21 de junio de 2010. También, y en el marco de la promovida “Iniciativa México”, registré un proyecto de sensibilización y educación en contra de la discriminación y el racismo para los dueños, locutores, reporteros y trabajadores en general, de la empresa Televisa S.A., de C.V. con el número 10015. Es inaudito que los mexicanos sigamos presumiendo de ser pueblos incluyentes y respetuosos, y que el “racismo” siga siendo “cosa solo de los estadounidenses”. Es tiempo de ser responsables de nuestra ignorancia y tratar de contribuir en la formación de sociedades justas, respetuosas y democráticas.
María Elisa Velázquez. Investigadora INAH.
Vicepresidenta del Comité Científico de la Ruta del Esclavo, UNESCO.
Co-responsable del Proyecto Internacional AFRODESC.