Primera queja contra la administración criminal de MELL

Este post me ha llegado como un agregado vía blog, de manera anónima y suponemos que es el mismo demandante quien hace llegar la suplica reclamante. La situación planteada proviene de un conflicto acaecido a principios del año en la comunidad de estadounidenses que viven en Yucatán y que se sienten estafados por la Mérida English Library (MELL), debido a que el dinero de la institución, ilegalmente adquirido ante los ojos de Hacienda Pública fue sustraído de las arcas administrativas de dicha institución.

A continuación lo que llegó:

Un ciudadano mexicano promueve una queja criminal contra la biblioteca de la lengua inglesa de Mérida (MELL). En la misma se acusa a la misma de fraude interno y burla a sus contribuyentes. La querella acusa a MELL de ser una falsa “institución no lucrativa mexicana”, lo que implica que esta entidad aun no ha resuelto requisitos legales bajo ley mexicana para solicitar y manejar donaciones de origen público.

MELL no aparece en la lista de HACIENDA como “organizaciones no lucrativas autorizadas”, lo que hace ilegal toda transacción hecha en su nombre. Según Hacienda sólo se autoriza: a todas aquellas instituciones que hayan solicitado donaciones del público, a través de recibos deducibles de los impuestos dentro del año fiscal , o de acontecimientos que prevean movilización de fondos adquiridos para el mejoramiento de la misma entidad.

HACIENDA publica una lista de todas las organizaciones no lucrativas autorizadas y está disponible en los registros en los S.A.T. (Servicio de Administración Tributaria).

La queja se extiende desde el año 2009 hasta el año 2011, bajo precedentes y documentos falsos, según cuenta el informante. El demandante hizo donaciones en efectivo por la cantidad de $65.000 Pesos mexicanos que fueron dados, al registrode Mell, administrado en el entonces por los señores Deneau y Mitch Keenan, con la promesa de que los impuesto y recibos legales serían publicados para mostrar la transparencia de las transacciones elaboradas.

La queja también indica que el demandante donó 186 libros a la biblioteca durante este tiempo; verificable por el email enviado a través del concepto: “se ofrecen voluntariamente.” El demandante exige la vuelta del dinero donado, más interés, y los libros.

La queja registra a Deneau y Mitch Keenan por defraudar el cuerpo directivo y los asociados, también nombra a Jose Martinez, a Chloe Pacheco, a Surratt Williams, a Judith Abbott, y a Raymond Branham como conspiradores e impostores que efectuaron un complot fraudulento contra los residentes extranjeros de Mérida así como de los visitantes de la institución. Los investigadores – Federales – con el Procuraduria General de la Republica (PGR) lanzarán una investigación cuidadosa en las semanas y los meses a continuación. Los nacionales y extranjeros que se encuentren culpables del fraude realizado están conforme a la ley en peligro de deportación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s