El mundo de los idiomas libres de género: donde las palabras no giran alrededor del hombre o la mujer

limpando libro genero

En castellano es bastante difícil imaginarse tener una conversación sin definir el género. El idioma está fundado en “hombres” y “mujeres”, sustantivos “masculinos” y “femeninos”. Pero no es solo el hecho de que las palabras comunes tengan género, el español también viene con una perspectiva androcentrista: en una oficina con un total de unas 49 mujeres y 1 hombre siendo compañer@s de trabajo siempre serán compañeros aunque la mayoría claramente son compañeras y por la forma de expresar esto, las mujeres siguen siendo excluidas por un solo varón (y la gramática).

Por muchos años l@s feministas han reclamado que se necesita un lenguaje más inclusivo de género, y que esto se debería hacer mediante reformas del lenguaje. La oposición comúnmente encuentra esto como algo muy radical, pero hay muchos idiomas en el mundo que nunca se han acostumbrado a usar la categorización por género.

Imagínese un idioma donde este sistema no existe, un idioma donde “flor” no es algo femenino y “martillo” no es algo masculino, o donde no puede referirse a un amig@ con “ella” o “él”. A nivel mundial hay varios idiomas que se encuentran libre de este tipo de categorización por género y sexo. A continuación se da a conocer una lista de algunos cielos lingüísticos.

A todo esto hay que agregar lo siguiente: el uso de un lenguaje más inclusivo no significa automáticamente que una sociedad sea menos machista, pero es un buen punto para partir el viaje hacia un discurso más igualitario.

Finés
El finés es un idioma neutral en términos de género, por ejemplo no existen pronombres que se refieren a esto. Es por esta razón que la palabra “él” o “ella” no existe en finés, simplemente se usa “hän” para referirse tanto a mujeres como hombres. Anteriormente se usaba un sufijo femenino para títulos profesionales, pero ahora la norma es usar el título sin hacer referencia al género. El finés es el idioma oficial de Finlandia, pero también se habla en regiones de Rusia, Noruega, Estonia y Suecia – en total hay alrededor de cinco millones de personas que hablan en finés.

Estonio
En estonio también utiliza una sola palabra unisex para decir “él”, “la”, “ellas”, “ellos”, cuya es “ta” o “tema”. Los títulos profesionales constituyen una excepción porque a veces se usa un sufijo de género, por ejemplo para decir presidente o presidenta se usa “esimees” (hombre) y “esinaine” (mujer). El estonio es un idioma de origen fino-ugria, aproximadamente 1,100,000 personas lo hablan.

Húngaro
Como parte de la familia lingüística fino-ugria, el húngaro tampoco tiene género gramatical y no se utilizan pronombres de género. Para hablar sobre mujeres y hombres se necesita una definición explícita, diciendo claramente “mujer” u “hombre” en tercera persona. Sin embargo, en la vida laboral se usan distinciones como por ejemplo un carabinero (rendőr) o una carabinera (rendőrnő).

Sami
Idioma hablado por el pueblo sami en Laponia, una región estrecha que abarca Rusia, Finlandia, Noruega y Suecia. El idioma sami no distingue entre hombres y mujeres con pronombres, por ejemplo “él fue al bosque” es lo mismo que “ella fue al bosque”.

Yoruba
Yoruba es un idioma hablado en Nigeria, no tiene pronombres de género, tampoco hay palabras como “hermana/hermano”, “hija/hijo”. El yoruba distingue entre gente por edad en vez de género, se categoriza la gente solo por los años vividos. La distinción entre hombres y mujeres también es muy diferente; en vez de que el género femenino se vuelva en una prolongación de la palabra masculina (como en el inglés: male-female), en este idioma “obirin” y “okorin” simplemente significan persona con vagina o persona con pene. Cuando los ingleses llegaron a Nigeria, los colonizadores impusieron el género en el país, como forma de clasificar a las personas.

Quechua
El quechua no distingue con pronombres entre mujeres y hombres, el idioma usa sufijos pero no de género. Solo los sustantivos “mama” y “tata”, y “wallpa” y “k’anka” (gallina/gallo) distinguen entre sexo femenino y masculino.

Farsi
Farsi, o el idioma persa, es una lengua sin género, u (او) se usa para decir “ella” o “él”. En el idioma se usa los mismos sustantivos, pronombres y adjetivos para describir cosas y personas. Para profesiones se utilizan los mismos sustantivos: para decir actor o actriz se usa la palabra bāzigar (بازیگر). Farsi es el idioma oficial de Irán y se estima que en el mundo hay 52,5 millones de hablantes nativos de este idioma.

Tagalo
Idioma hablado en las Filipinas, el tagalo se encuentra libre de género gramatical o por lo menos era libre de género. Con la influencia del castellano se tomaron muchas palabras del español que tienen género. La mayoría de estas palabras están relacionadas a la identidad de una persona, como etnia, profesión y familia. Por ejemplo “Pilipino/Pilipina” (Filipino/Filipina) o “tindera/tindero” (vendedora/vendedor).

Malay
Como el tagalo, malay es una lengua austronesia y totalmente falta de género. Si uno dice “dia mencintainya” esto significa “él/ella lo/la ama”

Turco
Es un idioma neutral de géneros, como la mayoría de los idiomas turcos. Para decir “él” o “ella” sobre una persona o cosa se usa la palabra “o”. Muy pocas palabras tienen referencia al género, pero es similar al húngaro utilizando “niña/niño” (kız/oğlan) en tercera persona. Pocas palabras tomadas de otros idiomas, como por ejemplo “businessman” (hombre de negocios) en inglés, provienen del extranjero.

Pipil
El idioma pipil se habla en El Salvador, es una lengua yutoazteca y con carencia de pronombres de género. Se usa la palabra “yaja” como pronombre para referirse a ambos sexos. Para algunos familiares se utiliza un prefijo para distinguir entre “hijo/hija”. El pipil esta a punto de extinción y tiene menos de 200 hablantes.

Chino
La mayoría del idioma no posee género gramatical, aunque también hay excepciones. Por ejemplo, en el chino se pronuncia igual las palabras “él” y “ella”, pero se escriben diferente. La palabra “él” cuando está escrita, también puede referirse al ser humano.

Japonés
Este idioma no tiene género gramatical. Los títulos profesionales tampoco tienen género. En general se evita el uso de pronombres, pero si es necesario, también se puede utilizar pronombres de género.

Coreano
Parecido al japonés. No se usa el género en la lengua cotidiana, hay pronombres para “emergencias” de género. Normalmente se entiende por el contexto.

Lenguas indoarias
Algunos idiomas de las lenguas indoarias tampoco tienen género, por ejemplo el bengalí, asamés y oriya. Aunque tienen diferencias en títulos también, raramente se usa estas distinciones y los idiomas se han vuelto en idiomas neutrales de género.

Por Sandra Segall

http://www.elciudadano.cl

Anuncios

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s