salud

PSIQUE Y SOCIEDAD

La era de la “post-verdad”

Resultado de imagen de psique humana

 

Estamos viviendo momentos en los cuales la verdad “objetiva” ha dejado de importar, aunque podríamos tener una larga discusión sobre si realmente alguna vez esta ha existido como se ilustra en la caverna de Platón. Si algo es cierto o no, hoy en día es lo que menos tiene significado. Es la era de la “post-verdad” (proveniente del inglés post-truth) también llamada la “mentira emotiva”, término acuñado para definir una estrategia mediante la cual se trata de moldear la opinión pública no a través de hechos comprobables, sino apelando a sus emociones y sus creencias. Desde hace muchos años el hombre ha hecho el intento científico de definir los hechos observables, sin embargo, nos encontramos que cada vez es más complejo demostrar que esto pueda ser posible. Lo que vemos, lo que vivimos no es más que una realidad relativa y mediatizada por nuestras experiencias, pero especialmente por los medios de comunicación y la tecnología basados en el manejo de la percepción. La mayoría toma como “noticia” la interpretación que se hace sobre un hecho determinado que haya ocurrido o no, lo que lo valida es su aparición en las pantallas, en las declaraciones de un vocero o de un actor político-social o que se repita en cadena por varios usuarios.
No se trata solo de un estilo comunicativo, si no de un régimen adoptado por el sistema para ejercer un fuerte control social por eso es vital estar atento a las formas sutiles de manipulación de las que se es víctima para enfrentarlas. Nos encontramos frente al fenómeno de que algo que aparenta ser verdad es más importante que la verdad misma, lo que también nos lleva a pensar en el concepto de “hiperrealidad” donde la representación termina por confundirse con el objeto que representa.
Vivimos en una sociedad donde casi todo es un engaño y los ciudadanos lo ven como algo “normal” mientras satisfaga sus emociones e ideas preconcebidas. ¿Conformismo, alienación, desidia, negligencia, decadencia? La psicología ha tratado de dar algunas explicaciones a través de la “disonancia cognitiva” que es ese estado de tensión y conflicto interno que sentimos cuando la realidad choca con nuestras creencias, sin embargo, si usted no permanece alerta y trata de enfrentar esta situación seguirá preso de una gran industria de masas. El género de ciencia ficción suele mostrar denuncias sobre estos temas. Series como “Black Mirror” se acercan de manera genial a estas tendencias o documentales como “hypernormalisation” nos hacen reflexionar sobre este tema tan controversial.
Vivimos una época de exceso de información, donde la marea de datos nos desborda, especialmente en las redes sociales, donde todos pasaron a ser “periodistas” virtuales sin ningún criterio de discriminación. Cada quien tiene en sus manos un arma sin estar concientes de ello. Todo el mundo comparte lo que cree es su “verdad” cuando solo se trata de su pequeña “burbuja” que además pasa por ser consensuada y convalidada a nivel grupal. Lo realmente cierto es que todo es subjetivo, solo vemos las partes que queremos ver y que nos convienen o que están acordes con nuestros intereses. Vemos todo desde nuestra percepción, con nuestros sesgos y prejuicios. La verdad ha sido siempre una ilusión, solo es una herramienta de poder de la cual todos han querido adueñarse desde la iglesia hasta los grupos económicos para ser usada para generar simpatía, En las redes encontramos así los filtros de información que solo te presentan lo que ellos quieren que veas. Recibimos una versión del mundo basada en algoritmos. Vivimos adormecidos y no nos atrevemos a enfrentar lo que hay más allá y desafiar lo que creemos, es necesario abrir la mente y atreverse a salir de la “burbuja”.
Aspectos importantes a tomar en cuenta a la hora de estar frente a ciertas “noticias”:
-Reconozca la fuente y su confiabilidad: asegúrese de dónde proviene la información que está compartiendo.
-Ya no se trata solo de hacerse las tradicionales preguntas que solíamos hacernos frente a una noticia: qué, cómo, cuándo, dónde o por qué, sino de preguntarse qué desean los emisores de esa información que usted sienta o piense al respecto.
-No comparta información falsa o de dudosa fuente.
-Aclare cualquier rumor que llegue a sus redes y no replique noticias que puedan ser falsas.
-Trate de ser ecuánime y mantenerse centrado en medio de situaciones caóticas que solo apelan a su emocionalidad.
-Recuerde que se trata de una guerra psiológica con armas muy refinadas, no caiga en la trampa.
Kenia Lugo de Contreras
keniakali@gmail.com

La gran mentira
R. Alirio Contreras
alirio.contreras@gmail.com
El término “post-verdad” fue escogido como la palabra del año 2016. Como fenómeno se sustenta más allá de la veracidad de las noticias, en la sensación que estas provocan. Una idea propia sustraída de las estrategias del marketing que apela a técnicas de persuasión psicológica, muchas de ellas tomadas de las teorías de Sigmund Freud por su sobrino, Edward Bernays, considerado el padre de la publicidad. Pero el principio por el cual se constituye la publicidad tiene mucho que ver con el concepto de la post verdad, en vista que apela a la “sensación” que provoca el mensaje.
La referencia a las emociones que el concepto de la “post-verdad” pone sobre el tapete, encuentra un claro ejemplo en el manejo de las redes sociales. En ellas, la veracidad de los hechos se sustituye por las emociones que una noticia provoca en los seguidores de esas redes. Mueve entonces la emocionalidad, se multiplica y replica aquello que nos identifica desde nuestra posición.
En este sentido, basta con crear una noticia falsa, que impacte en la emotividad de los receptores, para que eso sea suficiente para formar opinión pública sobre el tema. En nuestro país sucede mucho, especialmente en los escenarios actuales de confrontación política, en los que cualquier hecho se distorsiona o se crean “hechos” que se enmarcan en un contexto irreal, pero que logra movilizar las emociones de los receptores en un sentido. Es, como decíamos, parte del principio de la publicidad. A uno le colocan frente a la televisión o en un afiche una imagen de una hamburguesa junto a un refresco chispeante, sabemos que cuando vayamos a comprar al restaurante no vamos a encontrar nada parecido a lo que vimos en la publicidad, pero el mecanismo de engaño a nuestros deseos está activo, y la sensación y emoción que nos provoca nos hará dar por sentado que en ese restaurante vamos a satisfacer el deseo que nos estimuló la imagen.
Esto nos lleva a afirmar que vivimos en una era de falsas noticias, que arrastra las emociones de la gente en función de temas específicos, que crean matrices de opinión y en consecuencia moviliza masas en busca de un objetivo determinado, de acuerdo a los intereses de quienes promueven este tipo de “hechos”.

Kenia Kalí

Las pandemias y la historia.

Investigación de periodista venezolana Káren Méndez: ¿Quién está detrás del brote de ébola y a quién beneficia?

Moscú, agosto 7 – La corresponsal de RT Káren Méndez (periodista venezolana) investiga qué relación tiene el centro de investigaciones biológicas estadounidense Fort Detrick con el reciente brote de ébola en África y a quién han beneficiado las pandemias a lo largo de la historia.
El siguiente es su informe publicado por Russia Today:
La alarma que generaron en la población mundial distintas corporaciones mediáticas, especialmente la CNN, sobre el brote de Ébola en países de África, y luego su insistencia sobre la vacuna que se encontró para curar esta enfermedad, dejó al descubierto muchas cosas.
Este lunes, 4 de agosto de 2014, CNN lanzó la “exclusiva” diciendo que las autoridades estadounidenses ofrecían un tratamiento no probado en humanos para curar el Ébola. Además, informaron que el medicamento ya había sido administrado al doctor estadounidense Kent Brantly, afectado por esta enfermedad en África, y que los efectos en el paciente habían sido “milagrosos”.
Luego se pudo conocer, por ellos mismos, que el medicamento era desarrollado por la compañía biotecnológica con sede en San Diego, EE.UU., llamada Mapp Biopharmaceutica, cuyo equipo científico trabaja con el ejército estadounidense en el Fort Detrick, y que hace un año inocularon el virus del Ébola a un grupo de monos.
¿Qué es el Fort Detrick?
El Fort Detrick, ubicado en Maryland (EE.UU.), es un centro de investigación biológica y de desarrollo de armas químicas que desde hace más de 50 años se dedica a detectar enfermedades mediante una “manipulada ingeniería de la infección”.
Durante la Segunda Guerra Mundial, el Fort Detrick emprendió una intensa investigación sobre guerra biológica que estuvo supervisada por George Merck, un gran aliado de Hitler y presidente de una de las mayores industrias farmacéuticas de EE.UU.
Y es que una de las tantas cosas que copió el gobierno estadounidense del nazismo fue su programa de guerra biológica que se aplicó durante el Tercer Reich. A través de la Operación Paperclip, los servicios de inteligencia y militares de EE.UU., llevaron de forma secreta a EE.UU. a unos 700 científicos nazis para extraer de ellos todos sus secretos en armas químicas y experimentación médica.
Fue así como en 1946 el Gobierno de Harry Truman reclutó principales científicos que trabajaron para Hitler. Una de las principales fichas nazis fue Eric Troub responsable de la sección de armamento biológico del Tercer Reich. Este experto en enfermedades víricas llegó a EE.UU. en 1949 y desde entonces empezó a trabajar en la Marina de Estados Unidos, desde ese lugar empezó a investigar las 40 cepas mas virulentas del mundo, además de brindar asesoría a miembros de la CIA y a los llamados bioguerreros del Fort Detrick.
Se denuncia que desde Fort Detrick se inocularon virus como el VIH, Ébola, Peste bubónica, Antrax y Virus del Nilo Occidental.
En los años 70 el Fort Detrick cambió de nombre. Ahora se llama instalaciones Frederick para Investigación sobre el Cáncer, que es supervisado por Departamento de Defensa, el Departamento de Seguridad Interna, CIA e Instituto Nacional del Cáncer.
En ciudad Maryland mas de 500 familias afectadas con cáncer sospechan que causa de su enfermedad se debe a los experimentos químicos que hace el Cuartel Detrick cerca de sus viviendas.
En septiembre de 2010, la propia cadena estadounidense FOX, divulgó un reportaje en el que entrevistan a pobladores que viven cerca de las instalaciones del Fort Detrick, en Maryland.
Uno de los testimonios es del agricultor Bill Krantz, quien lleva toda una vida viviendo cerca del Fort Detrick. Él mismo dice que desde niño veía que “desde el Cuartel rociaban químicos en los campos desde helicópteros, aviones y globos aerostáticos”. El mismo señor Krantz cuenta que habló con el Jefe de Seguridad del Fort Detrick y éste le aseguro que lo que caía encima de sus tierras y de su familia era inofensivo. Pero con los años varios familiares de Krantz tienen cáncer.
Otro poblador de la zona dice en ese reportaje audiovisual de FOX “me mudé a Frederick en 1992. Me casé con Deborah Cross en 1993 y estuvimos casados 19 años. Mi hija Kristen René Hernández murió de cáncer en el cerebro en 2008. Mi esposa murió en 2010 de cáncer renal, la metástasis le llegó al cerebro”. Dice que han hecho pruebas con los hidroquímicos alrededor de la base militar y que son los mismos dióxidos que encontraron en la sangre de su hija y esposa, con la misma huella molecular de unos químicos extraídos en los alrededores del lugar.
Largo expediente de bioterrorismo
En el año 2011, el ex presidente de Guatemala, Álvaro Colom, denunció que Estados Unidos inoculó enfermedades venéreas en 696 guatemaltecos durante 1946 y 1948. Ante semejante escándalo, lo único que dijo Estados Unidos fue "discúlpenos". Pero Guatemala no fue el único país víctima de estas aberraciones científicas de EE.UU., es larga la lista de crímenes de lesa humanidad que ha cometido ese país en su guerra biológica.
En 1931, Cornelius Rhoads patrocinado por el Instituto Rockefeler y quien formó parte de la Comisión de Energía Atómica de EE.UU., infectó a cientos de ciudadanos puertorriqueños con células cancerígenas mientras realizaba experimentos médicos.
En 1951, Estados Unidos utilizó plumas de aves infectadas con Ántrax para provocar peste en Corea del Norte y luego inocular fiebre amarilla en ese país.
En 1962, EE.UU. contaminó un barco de caña de azúcar que hizo escala en puerto rico rumbo a la Union Sovietica.
En 1966, el Pentágono hizo quebrar varias ampollas de Bacillus subtilis en las rejas de ventilación del metro de Nueva York exponiendo a más de 1 millón de personas a esta bacteria.
En 1970, el Fort Detrick desarrolló técnicas de biología molecular para producir retrovirus, hoy conocido como VIH.
En la década de los 70, EE.UU. desarrolló la Operación Mangosta. La CIA inoculó en Cuba distintos virus como Epifitia Roya de la caña para afectar distintas zonas cañeras del país, fiebre porcina africana, que obligó a sacrificar a más de 700 cerdos y el moho azul del tabaco que destruyó mas del 85% de esas plantaciones.
En 1981, en Cuba, introdujeron el virus del Dengue Hemorrágico que le costó la vida a 158 cubanos, de ellos 61 niños.
En 1990 en Los Ángeles aplicaron de manera experimental la vacuna del sarampión en bebes negros e hispanos.
En 1995, el Gobierno de EE.UU. admitió que le ofreció a criminales de guerra y científicos japoneses cuantiosas sumas de dinero e inmunidad a cambio de información sobre las investigaciones que realizaban sobre la guerra biológica.
Una semana después del ataque a las Torres Gemelas, Estados Unidos sufrió un extraño ataque con Ántrax. En junio de 2008, Bruce Irvins, científico del Ejército estadounidense se suicidó antes de ser acusado por estos atentados. Pero Irvins no es el único científico que pierde la vida en extrañas circunstancias.
En julio de 2003, el científico británico David Kelly fue hallado muerto, dentro de su casa, luego de darle un entrevista secreta a la BBC de Londres, en la que confiesa que era totalmente falso que Irak tuviera armas de destrucción masiva y que simplemente era una excusa para invadir y saquear a ese país. Este hecho generó innumerables interrogantes, pero también dejó al descubierto el perverso mundo de las guerras biológicas de Estados Unidos y Gran Bretaña.
Aunque las Convenciones sobre Armas Químicas y Biológicas ilegalizan la producción, el almacenamiento y uso de armas biológicas, Estados Unidos mantiene los mayores arsenales de estas armas de destrucción masiva y ha sido el primer país en aplicarlo. Nunca podremos olvidar lo que hicieron contra el pueblo vietnamita y camboyano con el tristemente recordado "Agente Naranja", fabricados entre el gobierno de Estados Unidos y la farmacéutica Bayer.
Desde el año 2001, Estados Unidos ha gastado unos 50.000 millones de dólares en armas biológicas. Antes de partir, el ex presidente George Bush asignó para el año fiscal 2009, casi 9.000 millones de dólares más para gastos en bioarmas, es decir, 39% más de lo que se asignó para el año 2008.
Pero también se ha denunciado que estas bioarmas han llegado a manos irresponsables. Así sucedió con el caso de Cuba, cuando agentes de la Central de Inteligencia de Estados Unidos le entregaron a miembros del grupo terrorista "Omega 7" armas bactereológicas para introducirlas en Cuba y acabar con la Revolución. El líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, lo denunció en su momento en la ONU, pero pasaron muchos años para que el mundo pudiera confirmar la veracidad de esas denuncias.
Pero propios ex funcionarios estadounidenses fueron más allá. El ex presidente del Banco Mundial, ex secretario de Estado de Estados Unidos, quien ordenó el bombardeo masivo contra Vietnam, y quien fue miembro del Programa Ampliado de Inmunización, Robert Mcnamara, dijo en una oportunidad a un diario francés: “Hay que tomar medidas draconianas de reducción demográfica en contra de la voluntad de las poblaciones. La reducción de la tasa de natalidad ha demostrado ser imposible o insuficiente. Por consiguiente, debemos aumentar la tasa de mortalidad. ¿cómo? Por medios naturales. El hambre y la enfermedad”
Aumentan las víctimas, suben las acciones en la bolsa
Mientras aumentan las víctimas de Ébola, se agudiza la paranoia desde las corporaciones mediáticas (que también ha permitido distraer la atención internacional sobre verdaderas masacres como la que ejecuta el gobierno de Israel contra Palestina), suben las acciones de las farmacéuticas en la bolsa.
Una noticia de CNN en Español, titulada “El Ébola impulsa a farmacéutica en la Bolsa”, así lo confirma. En este informe periodístico se dice textualmente:
“Las acciones de una compañía con base en Vancouver que trabaja en una medicina para frenar la enfermedad subieron 40% en la última semana. (…) Tekmira Pharmaceuticals tuvo un aumento más alto de lo usual porque los inversionistas esperan que las agencias de salud de Estados Unidos aprueben un medicamento conocido como TKM-Ebola”
Y por si fuera poco, el propio científico estadounidense que supuestamente inventó la vacuna contra el Ébola en el Fort Detrick, el señor Larry Zeitlin asegura que "el principal obstáculo, al menos para nosotros, es el apoyo económico. Recibimos financiación del Gobierno de EE.UU., pero llega a borbotones (poco a poco), lo que hace muy difícil desarrollar rápidamente un fármaco".
Esta historia hace recordar lo que sucedió años atrás con las conocidas gripe aviar y gripe porcina, que tras expandirse por distintos países del mundo, apareció la farmacéutica estadounidense Gilead Science promocionando un tratamiento llamado Tamiflu. Y mientras miles y miles de personas se desesperaban buscando el Tamiflu, Donald Rumsfeld sonreía. ¿Por qué sonreía?. El documental “Operación Pandemia” de Julián Alterini nos lo responde.
Alternini precisa en su documental que, Donald Rumsfeld fue el Presidente de la Gilead Science hasta el año 2001, cuando el ex presidente George Bush lo nombró Secretario de Defensa, puesto desde el cual Rumsfeld aprobó en el año 2005 un presupuesto del cual 1200 millones de dólares fueron destinados a su ex compañía para elaborar 20 millones de dosis de Tamiflu, uno de los dos medicamentos que autorizó la Organización Mundial de la Salud para tratar tanto la gripe aviar como la porcina.
Todo parece indicar que la historia se repite, y que la alarma que genera la CNN sobre el Ébola, es impulsada por grandes empresas farmacéuticas que dicen tener la cura y sólo con ese anuncio ya han logrado incrementar sus acciones en la bolsa.
La realidad es que estas grandes farmacéuticas junto con el Fort Detrick son responsables, como la historia lo demuestra, de inocular y propagar diversos tipos de enfermedades por el mundo para así maximizar sus ganancias a costilla de la vida de los demás, casi siempre los africanos, a quienes aún utilizan para sus experimentos. La historia ya ha demostrado que detrás de cada brote de este tipo de enfermedades está el cartel de las farmacéuticas, una de las industrias más poderosas, influyentes y perversas del mundo.

Por: Karen Méndez- RT | Jueves, 07/08/2014 08:06 AM

El Aceite de Canola es un Alimento Transgénico; un Verdadero Veneno

El término Canola fue formado usando palabras “Canadian oil, low acid” para convencer a los consumidores de que era nuevo y mejor para el ser humano y además seguro para consumirlo. Pero en EEUU fue prohibido el uso en alimentos del aceite de semilla de Colza porque ataca el corazón y causa daños a las paredes de nuestras células e inhibe su correcta oxigenación causando que se tornen cancerosas.

Estudios sobre el aceite de Canola fueron hechos en ratas de laboratorio, indican muchos problemas tales como la degeneración de corazón, riñones y glándula tiroides. Cuando el aceite fue eliminado de las dietas de estas ratas de laboratorio, los depósitos de grasa desaparecieron, pero las cicatrices causadas por esta degeneración, se quedan en los tejidos de los órganos afectados. ¿Por qué no se hicieron estudios en los humanos antes de ponerlo en la lista de conocidos como seguros de la FDA [Food and Drug Agency] ?

Además es alto en glucósidos que bloquean el funcionamiento de las enzimas, destruyendo la capa protectora de los nervios llamada mielina y sus efectos son acumulativos, En realidad el aceite de Canola ha sido extraído del aceite de Colza, una de las plantas más toxicas de la que se extrae aceite que es de hecho un lubricante industrial, que se utiliza como subproducto de un insecticida altamente peligroso y muy efectivo, que es el ingrediente principal en muchos pesticidas “orgánicos” (no químicos) que se aplican directamente a las plantas para matar los insectos, pero que tiene mejor uso como, combustible, jabón y como base sintética para el hule. Según artículos publicados por el Dr. Fern Fischer.

Pero el origen de la Canola, la ingeniería de planta detrás de ella, y todo desde su misteriosa aprobación por la FDA (Administración de drogas y alimentos por sus siglas en inglés) como alimento GRAS (generalmente reconocidos como seguros por sus siglas en inglés) en 1985, A pesar de que no se ha hecho ningún estudio humano, este producto fue puesto en la lista GRAS y ha sido objeto de desconfianza. El sitio Web Optimal Breathing, dice que el gobierno canadiense pagó US$ 50 millones a la FDA para lograr la aprobación del aceite de Canola como alimento GRAS.

El aceite de Canola es un alimento transgénico que daña al ser humano Como ya hemos visto, el aceite de Canola es un alimento transgénico, término que significa manipulación genética en laboratorio, que combina genes de diferentes especies de plantas. Y que ha sido clasificado como un bio pesticida por la EPA (Agencia de Protección Ambiental), Como el mercurio y el fluoruro, la Canola no se elimina del cuerpo.

Este aceite se encuentra en casi toda las empresas de comida rápida, alimentos precocidos, chocolate, dulces, pan, alimentos para bebé y fórmulas, la mayoría de las mantequillas lo usan para dar suavidad y que sea “untable”, y galletas, papas fritas congeladas, pan de centeno, , mayonesa, granola, comidas vegetarianas precocidas, carne de almuerzo, margarinas. La Canola se utiliza muchísimo en China para freír, produciendo un humo altamente cancerígeno. De acuerdo con The Wall Street Journal hay un aumento en la incidencia de cáncer de pulmón en las personas que respiran el humo.

Desde 1986 y hasta 1991, la semilla de Colza se utilizó en la alimentación animal en Inglaterra y Europa, y su uso fue detenido en 1991 cuando los estudios indicaron problemas de salud relacionados directamente con ella. Los problemas desaparecieron cuando se dejó de utilizar.

El gobierno Canadiense subsidia a los productores y cosechadores de la semilla de Colza (planta de la que extraen el aceite de Canola). Esta planta es económica, fácil de cultivar y es repelente a los insectos de forma natural.

¡Evita toda clase de aceite de canola!

Te recomendamos utilizar aceite de Oliva extraído en frío, aceite de coco, maíz, girasol y todo aquel que provenga de plantas reales y no transgénicas, y para evitar consumir este subproducto tóxico industrial es mejor preparar las comidas usted mismo y evitar la comida rápida.

Ecoportal.net

Barómetro Internacional

http://barometrointernacional.bligoo.com.ve/

El Jarabe de Maíz , el Veneno Escondido

Comes alimentos procesados constantemente? ¿Cuando tienes que elegir entre una fruta y un snack, eliges este ultimo?

Entonces seguramente estés  ingiriendo altas dosis de Jarabe de Maíz de Alta Fructosa [sin mencionar todos los efectos negativos del jarabe de maíz de alta fructuosa derivado de maíz transgénico] sin darte cuenta y sin tener en consideración sus efectos sobre tu salud.

El jarabe de maíz es creado a partir del almidón o fécula de maíz y el proceso para su producción fue descubierto por investigadores japoneses en la década 70 y su consumo se ha extendido a todo el mundo.

Básicamente, el Jarabe de Maiz de Alta Fructuosa (JMAF) o High-Fructose Corn Syrup es un endulzante alto en calorías, creado mediante un proceso enzimático de jarabe de glucosa que se obtiene a partir del maíz. Su importancia radica a que en la industria alimenticia actual se ha reemplazado en muchísimos alimentos el azúcar por el jarabe de maíz de alta fructuosa. Hasta 1970 el uso de JMAF en EEUU, representaba menos del 1 % del total de los endulzantes calóricos disponibles.Esta proporción dio un importante salto hasta alcanzar el 42% hacia el año 2000.

Y si el azúcar no es buena para nuestra alimentación, te aseguramos que el JMAF, tampoco lo es!

Algunos de sus efectos negativos son los siguientes:

– Según un estudio realizado por el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Colorado, el exceso en el consumo de JMAF  aumenta el riesgo de hipertensión, que puede provocar todo tipo de problemas de salud aumentando el riesgo de infarto, cardiopatías, derrame cerebral, etc.

– Un estudio publicado en la revista “Environmental Health” indica que muchos alimentos comunes fabricados con jarabe de maíz de alta fructosa contienen mercurio. Para ello se  que evaluaron 20 muestras de jarabe de maíz de alta fructosa y hallaron mercurio en nueve de ellas.

– Al igual que el azúcar el JMAF tiene un índice glucémico altísimo, elevando en forma inmediata el nivel de azúcar en sangre y generando antojos constantemente, por lo cual es acusado como un gran generador de la obesidad mundial.

El problema es que se encuentra presente en casi todos los alimentos y bebidas que tienen endulzantes calóricos agregados. Gaseosas, jugos artificiales, jugos de frutas endulzados artificialmente, confituras, postres, yogurts saborizados, y en la gran mayoría de productos horneados y panificados, como así también en mermeladas y jaleas.

Actualmente, asusta el incremento de alimentos “light” o dietéticos, que contienen JMAF. Yogures y barritas de cereales, contienen este jarabe. El problema de esto, es que mucha gente que intenta alejarse del azúcar, termina consumiendo JMAF, cuyo aporte calórico y efectos negativos sobre la salud son   iguales o peores.

Por ello, te recomendamos siempre leer la información nutricional de los alimentos que te llevas a la boca y verificar que no contengan Jarabe de Maíz de Alta Fructosa.

 

 

Transgenicos

Los transgénicos son organismos vivos genéticamente modificados (OGM). Así, durante los últimos años, algunas empresas han desarrollado distintas variedades de semillas que, en laboratorio, han sido diseñadas bajo el pretexto de "asegurar alimento para el mundo". Irónicamente, dichos alimentos han demostrado tener efectos negativos en la salud de los consumidores. A pesar de esto, dichos productos se encuentran ya en prácticamente todos los alimentos procesados que se puedan encontrar en el mercado: alimento para bebés, confituras, aceite, pan, frituras, entre muchos otros. Adicionalmente, las empresas bio tecnológicas encargadas de crear los OGM, crean un aparato legal verdaderamente destructivo en el ámbito social en cada país donde se promueven. En México por ejemplo, antes de su liberación al campo, se creó una ley de semillas que prohíbe el intercambio de granos entre campesinos, hábito sumamente arraigado en las áreas rurales. Así, los campesinos que siguen la tradición, se convierten en criminales ante el gobierno. Los posibles daños medio ambientales de este tipo de organismos tampoco pasan desapercibidos.

En el país, el maíz es nuestro principal sustento. De él obtenemos la mayor parte de nuestro alimento. Gracias a él, nuestros pueblos indígenas pudieron desarrollarse, establecerse y hacer ciudades. Fue por él que inventaron calendarios que les ayudaran a medir el tiempo con relación a la siembra y a la cosecha. La relación que en México se ha desarrollado con el grano a través de más de 7000 años de interacción es casi simbiótica. El pueblo mexicano no existiría sin el maíz, y el maíz no existiría (literalmente) sin la mano del campesino mexicano que selecciona la mazorca, la deshoja y desgrana, para posteriormente sembrarla. Los transgénicos no hacen más que contaminar todo este legado cultural que nos ha sido heredado.

¿Transgénicos? No, gracias es un evento en donde los consumidores solicitamos un etiquetado en los alimento que nos permita decidir si queremos OGM en nuestros alimento, o no. Así mismo, los campesinos y ambientalistas solicitamos que se rechace la experimentación del maíz transgénico en nuestro país, que es centro de origen del grano. En México, no queremos transgénicos.

Si estás leyendo esto, infórmate. Asiste a nuestros próximos eventos y obtén más información. Así mismo, puedes consultar los videos incluídos en este sitio, o bien visitar las páginas electrónicas de las diversas organizaciones participantes.

Cómo saber si tus alimentos contienen transgénicos

Para saber qué puede haber en tu comida, es preciso leer las etiquetas de los alimentos industrializados. Si los productos contienen alguno de los siguientes ingredientes, es altamente probable que contengan transgénicos:

Soya: en forma de harina, proteína, aceites y grasas (a menudo se "esconden" detrás del concepto de aceites o grasas vegetales), emulgentes (lecitina-E322), mono y diglicéridos de ácidos grasos (E471) y ácidos grasos. La mayor parte de la soya que se encuentra en el mercado (excepto la certificada como orgánica) es transgénica.

Maíz: en forma de harina, almidón, aceite, sémola, glucosa, jarabe de glucosa, fructosa, dextrosa, maltodextrina, isomaltosa, sorbitol (E420), caramelo (E150). Estos insumos están hechos con variedades de maíz amarillo, procedentes de EUA, donde los cultivos de maíz son transgénicos o se han contaminado con transgenes.

Algodón: en forma de aceite proveniente de semillas.

Canola: en forma de aceite.

Estos ingredientes o sus derivados son usados en dos de cada tres productos a la venta en los supermercados, tales como panes, alimentos infantiles, cervezas, dulces, caramelos, chicles, refrescos, embutidos, botanas, bebidas, leche en polvo, chocolate en polvo, confitería, margarinas, alimentos preparados, jugos, mermeladas y alimentos para animales, entre muchos otros.

Es importante aclarar que no todos los productos que usan estos ingredientes son transgénicos, por lo que es importante distinguir entre las compañías que tienen una política clara para NO usar estos ingredientes transgénicos y las compañías que no están dispuestas a brindar información sobre su uso o comprometerse a NO usarlos; para lo cual la Guía de transgénicos y consumo responsable de Greenpeace es una útil herramienta.

8 formas en las que Monsanto destruye y destruyó nuestra salud

 

. Por Diego Ignacio

Dr. Vandana Shiva.
Mucho se habla en nuestros tiempos sobre las pandillas, maras y la intimidación que sufren los niños y niñas en el colegio por parte de estudiantes mas agresivos. Esto me recuerda al matón más grande de todos los tiempos: La empresa biotecnologica Monsanto Corporation. Tomado en su contexto, la lista de delitos corporativos perpetrados por Monsanto hasta el momento, debería ser suficiente para cerrar esa compañía para siempre. Algo que tendríamos que haber hecho hace muchos años.
Sin embargo, permitimos que Monsnato siga destruyendo nuestro suministro de alimentos, nuestra salud y el planeta. ¿Monsanto o MonSatan? Eche un vistazo al historial/prontuario de esta empresa y decida usted mismo.

Agente Naranja: Monsanto fue creadora y principal beneficiaria de este "herbicida" utilizado para defoliar las selvas de Vietnam y destruir no solo la salud de los vietnamitas sino tambien la de las tropas estadounidenses y sus descendientes. EEUU perpmitió a Monsanto y otras empresas químicas reaizar apelaciones y recibir protección ante las querellas y denuncias de veteranos de guerra que alegaron daños y perjuicios por su exposición al Agente Naranja. De esta manera el gobierno de Estados Unidos resguardó tambien las futuras creaciones biotecnologícas para el futuro.

Los siguientes productos son consumidos en la Argentina: Y la mayoría de ellos son utilizados en la agricultura. Debido a lo cual se desprende una pregunta: ¿Tenemos que respaldar al campo o la Mesa de Enlace mientras el sector agropecuario argentino nos envenena y nos mata?


Productos de supermercado:
Aspartame: Ya en el año 1994 El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos había publicado un informe que enumeraba 94 problemas de salud causados por el aspartame. Se ha demostrado que causa daños graves y que se acrecientan mediante el consumo prolongado destruyendo areas vitales del cuerpo humano. Sin embargo, el aspartame sigue presente en muchos productos comestibles con el nombre cambiado. La mayoria de estos alimentos son comunes y poca gente sabe que contienen el quimico.
Sacarina: Diversos estudios demostraron que la sacarina causa cáncer en ratas y ratones de laboratorio. En seis estudios realizados sobre pacientes humanos por el Instituto Nacional del Cáncer de EEUU, se descubrió que quienes consumen edulcorantes artificiales, tales como la sacarina o el ciclamato, sufren mas tarde cáncer de vejiga.
Productos utilizados por el campo argentino (pionero en Sudamerica en el uso de productos de Monsanto. Desde los mas pequeños chacareros a los grandes pooles de siembra):
Hormona de Crecimiento Bovino (rBGH):  Esta hormona genéticamente modificada es inyectada en vacas lecheras para producir un 20 % más leche, aún cuando no es necesario hacerlo debido a que no existe escacez de leche. Tras la inyección de rBGH las vacas sufren un dolor insoportable debido a la hinchazón que les produce en las ubres y por enfermarse de mastitis. El pus de la infección se mezcla con la producción por lo cual la leche es bombardeada con antibióticos. Esta leche genera resistencia a los antibioticos y también puede causar cáncer de mama, cáncer de colon y cáncer de próstata en los humanos.
RoundUp: El herbicida mas popular del mundo está directamente relacionado al cancer y al linfoma no-Hodgkin, de acuerdo a un estudio realizado por dos eminentes oncólogos: Los doctores Lennart Hardell y Mikael Eriksson, de Suecia. El RoundUp Ready se utiliza en cultivos genéticamente modificados que resisten el glifosato, ingrediente activo del RoundUp. Como ya saben, ambientalistas y profesionales de la salud están preocupados por el uso de este herbicida en cultivos resistentes al glifosato (realizados con semillas terminator de Monsanto) debido a que los residuos del RoundUP persisten en los alimentos que más tarde se distribuyen en los supermercados. Esto ocurre, por ejemplo, con la soja o el maiz. El RoundUp Ready afecta tanto a los consumidores finales como a las personas expuestas directamente al rociamiento en los campos fumigados y ciudades aledañas.
      Cultivos Modificados Genéticamente (OMG): El "Frankenstein" de Monsanto creado mediante la manipulación genética del maíz, algodón, soja y canola, con ADN de una fuente extraña. Estos cultivos estan diseñados para ser resistentes a dosis masivas del herbicida Roundup. Sin embargo y como consecuencia están generando la aparicion de supermalezas, tambien resistentes a los herbicidas. Por este motivo el RoundUP es cada vez mas fuerte.
      Tras la resistencia de la Union Europea y paises de oriente,  Monsanto presiona y festeja los cultivos OMG en países del tercer mundo: como Argentina. Según el físico, ecologista y activista Dr. Vandana Shiva, "Con el mapa en la mano, Syugenta y Monsanto se apresuran para patentar el genoma del arroz. Si pudieran, se adueñarían del arroz y su ADN, y lo harían pisoteando las 200.000 variedades de arroz que nos brinda la biodiversidad y que se han cultivado y desarrollado por milenios gracias a los los productores de Asia. La pretensión de estas corporaciones es inventar un nuevo arroz llevando adelante un violento ataque contra la integridad de la vida y la naturaleza en su conujnto, alterando y destruyendo sus formas originales. Esto, por otra parte, es un atropello contra el conocimiento ancestral de los agricultores orientales".
      ¡Para que quiten el maíz transgénico de Monsanto de las gondolas del supermercado! Haga clic aquí para firmar la petición.
      Ocurre que Monsanto no solo negocia como lo hace con el campo argentino, sino que además, contamina cultivos aproposito, para más tarde controlarlos.
El objetivo de Monsanto es controlar los alimentos a nivel mundial, destruyendo todo rastro de los vegetales naturales y reemplazandolos por sus productos con semillas terminator.
Las semillas Terminator: La tecnología de Monsanto produce granos estériles incapaces de germinar. Esto obliga a los agricultores a comprar semillas de Monsanto cada año en lugar de guardar y reutilizar las semillas de sus cosechas, como se hacía tradicionalmente. Las semillas Terminator, y posteriores flores, podrucen "polinización cruzada", ya sea por el viento o las abejas (que aun no mataron con el RoundUp) y contaminan cultivos aledaños no estériles. De esta manera Monsanto pone en peligro el suministro de semillas naturales en el futuro. Finalmente, una contaminación total otorgaría el control del suministro de alimentos a nivel mundial a Monsanto y la industria de los transgénicos.
Hamburguesas: Mc Donald´s y Burger King. Helados, gaseosas etc. La basura toxica de consumo masivo.
La dieta tipica americana, importada por Sudamerica: De acuerdo a la Asociación de Consumidores Orgánicos de EEUU, "Hay una correlación directa entre el suministro de alimentos genéticamente modificados y los $ 2 billones de dolares que EE.UU. gasta anualmente en asistencia médica. Esto significa que existe una epidemia de enfermedades crónicas relacionadas con la dieta".
      En lugar de frutos sanos, verduras, granos organicos o productos de pastoreo, EE.UU. consume una lista interminable de alimentos procesados, un exceso de comida chatarra basada en la ingeniería genética. Estos productos, como las hamburguesas de Mc Donald, poseen productos de Monsanto.
      Las Hamburguesas Mc Donald´s, Burger King, los helados, gaseosas etc. generan enfermedades del corazón, derrames cerebrales, diabetes y cáncer. El consumo insuficiente de frutas y verduras cuesta a Estados Unidos 56 mil millones dólares al año, un costo relacionado estrictamente a las enfermedades crónicas producidas por "la dieta".

La batalla
Además de Marie-Monique Robin, Periodista investigadora e historiadora francesa de 48 años, de una trayectoria impecable en el campo del periodismo de investigación, quien realizó "El Mundo Según Monsanto", otras personas comienzan a difundir su rechazo a los transgenicos en el planeta. Tal es el caso de Quigley, Delia: Es una consultora sobre Negocios Ambientales de UK. "Donde quiera que esten, las empresas responden a cambios permanentes – en una época de cambios ambientales globales, las empresas deben adaptarse para trabajar acordes a esos cambios", señala Delia. La britanica, es fundadora de la compañía D Quigley Associates LTD creada en marzo del año 2007 con el objetivo de vincular el medioambiente a las empresas de manera que estas ultimas resulten útiles para la sociedad, teniendo en cuenta en este marco: el costo, la eficacia y el bienestar de los seres humanos.

"Las compañías fueron consideradas durante mucho tiempo como algo separado de la sociedad", "cuando la gente está en el trabajo muchas veces actuan, creen  y son tratadas como si no fueran las mismas personas que mas tarde regresan a casa". "como si nuestro comportamiento, actitudes y prioridades fueran totalmente diferentes de acuerdo en el ambiente laboral, y este choque de valores no es bueno para nosotros o para el mundo en el que vivimos,  y que heredaremos a nuestros hijos". Delia, sus colegas y asociados comparten una creencia común en la naturaleza holística de la vida – que el trabajo, y el ocio son parte de lo mismo y que ambas actividades deben ser tratadas igualmente… con cuidado. (Quigley, Delia)

Cada uno de nosotros debe decir No a los transgenicos. No solo como lo hicieron en Mexico, donde recientemente las autoridades rechazaron una solicitud del consorcio semillero Monsanto Co. para ampliar su proyecto piloto en la siembra de maíz transgénico en el norte de ese país, sino que en forma personal.

Nuestras autoridades no son como las mexicanas.
      Si usted es un productor agropecuario, digale NO a Monsanto. Esta comprobado que los cultivos de Monsanto no mejoran la producción ni garantizan el exito. Piense en el futuro y en la herencia para sus nietos. Los herbicidas están aniquilando a las abejas y sin abejas no hay polinización. La calidad del aire en el planeta deacerá.
      Hoy Monsanto pretende el control mundial de los alimentos. Pero mucho antes participó en la Guerra de Vietnam, inventó el PCB y los transformadores electricos que utilizan PCB produciendo cancer. Monsanto no es una empresa que se conforme con un solo rubro del mercado.
     Mas tarde podría querer controlar la flora mundial o contaminarla por error, así como tambíen podria interesarse en el negocio de la madera, los medicamentos, o la creación de más animales transgenicos, como ya lo hacen con los peces (Salmón transgénico podría afectar a los lagos y rios de la Patagonia Argentina). Antes de Monsanto, el cancer era una enfermedad poco común. 
      Si usted es un simple consumidor, compre productos organicos que tengan garantía. Si trabaja en un campo que utliza productos de Monsanto, busque otro empleo. En lo posible rechace los alimentos lacteos industriales y la comida chatarra.
      Si tiene la oportunidad, busque comercios que ofrezcan productos de granja. Quizas sea hora de alejarse de la ciudad y probar suerte en localidades rurales, aquellas que se encuentren alejadas de cultivos peligrosos.
     Aún así usted seguirá expuesto a los agroquimicos que flotan en la atmosfera y se llueven sobre la tierra.
Pida a los legisladores de Argentina que prohiban la entrada de productos de Monsanto a nuestro país. Cree una petición en Change.org diciendo: "Stop Monsanto in Argentina". Bueno, esto posiblemente lo haga yo.
     Escrache a los productores agropecuarios que utilizan productos de Monsanto en Argentina.
Un cartel que podría leerse en una sociedad civilizada:

"Monsanto es buscado para ser interrogado en relación a la contaminación genética del planeta Tierra, la alimentación forzada de ciudadanos del mundo con alimentos genéticamente modificados, y sus intenciones de controlar las fuentes mundiales de alimentos."

– SE BUSCA. Monsanto por crímenes contra el planeta
"La gente tendrá la soja Roundup Ready, les guste o no. " – Ann Foster, portavoz de Monsanto en Gran Bretaña, 1999
      Las 10 mayores organizaciones que defienden las leyes antimonopolio en Estados Unidos acudieron a los tribunales federales elevando cargos contra Monsanto acusando a la corporacion de conspirar a nivel mundial para violar las leyes antimonopolio y para controlar totalmente el mercado de semillas. Pero Monsanto sigue avanzando.
      Mientras tanto, usted puede difundir este articulo.

La ciudad que transito. 2

 

Aguas

De lluvia bienvenidas por campesinos, bendiciones del cielo. Para los meridanos: una hecatombe, un susto, un repensar en la ciudad que caminamos. El miedo, el agua adentrándose en las casa, en nuestras vidas. Humedeciendo la próxima destrucción.

0704134ddf56770med

images

Coladeras, alcantarillas, desagües

Puntos muertos hechos como un adorno simbólico en las esquinas citadinas. Tapados de tierra, tapados de sucio, tapados de elementos que tu mala educación deja tirado allí. Adornos nefastos que se niegan a tragar tus lágrimas. Compuertas a la inundación.

1356794945781_Noticia_img_1356761674_be47067b2038bd828e7d

Parques

En muchos casos olvidos, trueques para que el des_ordenado habitante deposite su detritus.

Política Comunal

¿Existe? ¿Existió una vez, alguna vez, un quizá en el palacio de Ayunatmiento?

Voz del ciudadano

Ejércela a rajatabla de ley y constitución y estarás ejerciendo un hecho delictivo….

Cultura citadina

Malos adornos para que se peleen egos, para que no haya señales, para que algunos tipos de cerdos y cerdas salgan a pasear.

Gerardo Martínez