tecnología

PSIQUE Y SOCIEDAD

La era de la “post-verdad”

Resultado de imagen de psique humana

 

Estamos viviendo momentos en los cuales la verdad “objetiva” ha dejado de importar, aunque podríamos tener una larga discusión sobre si realmente alguna vez esta ha existido como se ilustra en la caverna de Platón. Si algo es cierto o no, hoy en día es lo que menos tiene significado. Es la era de la “post-verdad” (proveniente del inglés post-truth) también llamada la “mentira emotiva”, término acuñado para definir una estrategia mediante la cual se trata de moldear la opinión pública no a través de hechos comprobables, sino apelando a sus emociones y sus creencias. Desde hace muchos años el hombre ha hecho el intento científico de definir los hechos observables, sin embargo, nos encontramos que cada vez es más complejo demostrar que esto pueda ser posible. Lo que vemos, lo que vivimos no es más que una realidad relativa y mediatizada por nuestras experiencias, pero especialmente por los medios de comunicación y la tecnología basados en el manejo de la percepción. La mayoría toma como “noticia” la interpretación que se hace sobre un hecho determinado que haya ocurrido o no, lo que lo valida es su aparición en las pantallas, en las declaraciones de un vocero o de un actor político-social o que se repita en cadena por varios usuarios.
No se trata solo de un estilo comunicativo, si no de un régimen adoptado por el sistema para ejercer un fuerte control social por eso es vital estar atento a las formas sutiles de manipulación de las que se es víctima para enfrentarlas. Nos encontramos frente al fenómeno de que algo que aparenta ser verdad es más importante que la verdad misma, lo que también nos lleva a pensar en el concepto de “hiperrealidad” donde la representación termina por confundirse con el objeto que representa.
Vivimos en una sociedad donde casi todo es un engaño y los ciudadanos lo ven como algo “normal” mientras satisfaga sus emociones e ideas preconcebidas. ¿Conformismo, alienación, desidia, negligencia, decadencia? La psicología ha tratado de dar algunas explicaciones a través de la “disonancia cognitiva” que es ese estado de tensión y conflicto interno que sentimos cuando la realidad choca con nuestras creencias, sin embargo, si usted no permanece alerta y trata de enfrentar esta situación seguirá preso de una gran industria de masas. El género de ciencia ficción suele mostrar denuncias sobre estos temas. Series como “Black Mirror” se acercan de manera genial a estas tendencias o documentales como “hypernormalisation” nos hacen reflexionar sobre este tema tan controversial.
Vivimos una época de exceso de información, donde la marea de datos nos desborda, especialmente en las redes sociales, donde todos pasaron a ser “periodistas” virtuales sin ningún criterio de discriminación. Cada quien tiene en sus manos un arma sin estar concientes de ello. Todo el mundo comparte lo que cree es su “verdad” cuando solo se trata de su pequeña “burbuja” que además pasa por ser consensuada y convalidada a nivel grupal. Lo realmente cierto es que todo es subjetivo, solo vemos las partes que queremos ver y que nos convienen o que están acordes con nuestros intereses. Vemos todo desde nuestra percepción, con nuestros sesgos y prejuicios. La verdad ha sido siempre una ilusión, solo es una herramienta de poder de la cual todos han querido adueñarse desde la iglesia hasta los grupos económicos para ser usada para generar simpatía, En las redes encontramos así los filtros de información que solo te presentan lo que ellos quieren que veas. Recibimos una versión del mundo basada en algoritmos. Vivimos adormecidos y no nos atrevemos a enfrentar lo que hay más allá y desafiar lo que creemos, es necesario abrir la mente y atreverse a salir de la “burbuja”.
Aspectos importantes a tomar en cuenta a la hora de estar frente a ciertas “noticias”:
-Reconozca la fuente y su confiabilidad: asegúrese de dónde proviene la información que está compartiendo.
-Ya no se trata solo de hacerse las tradicionales preguntas que solíamos hacernos frente a una noticia: qué, cómo, cuándo, dónde o por qué, sino de preguntarse qué desean los emisores de esa información que usted sienta o piense al respecto.
-No comparta información falsa o de dudosa fuente.
-Aclare cualquier rumor que llegue a sus redes y no replique noticias que puedan ser falsas.
-Trate de ser ecuánime y mantenerse centrado en medio de situaciones caóticas que solo apelan a su emocionalidad.
-Recuerde que se trata de una guerra psiológica con armas muy refinadas, no caiga en la trampa.
Kenia Lugo de Contreras
keniakali@gmail.com

La gran mentira
R. Alirio Contreras
alirio.contreras@gmail.com
El término “post-verdad” fue escogido como la palabra del año 2016. Como fenómeno se sustenta más allá de la veracidad de las noticias, en la sensación que estas provocan. Una idea propia sustraída de las estrategias del marketing que apela a técnicas de persuasión psicológica, muchas de ellas tomadas de las teorías de Sigmund Freud por su sobrino, Edward Bernays, considerado el padre de la publicidad. Pero el principio por el cual se constituye la publicidad tiene mucho que ver con el concepto de la post verdad, en vista que apela a la “sensación” que provoca el mensaje.
La referencia a las emociones que el concepto de la “post-verdad” pone sobre el tapete, encuentra un claro ejemplo en el manejo de las redes sociales. En ellas, la veracidad de los hechos se sustituye por las emociones que una noticia provoca en los seguidores de esas redes. Mueve entonces la emocionalidad, se multiplica y replica aquello que nos identifica desde nuestra posición.
En este sentido, basta con crear una noticia falsa, que impacte en la emotividad de los receptores, para que eso sea suficiente para formar opinión pública sobre el tema. En nuestro país sucede mucho, especialmente en los escenarios actuales de confrontación política, en los que cualquier hecho se distorsiona o se crean “hechos” que se enmarcan en un contexto irreal, pero que logra movilizar las emociones de los receptores en un sentido. Es, como decíamos, parte del principio de la publicidad. A uno le colocan frente a la televisión o en un afiche una imagen de una hamburguesa junto a un refresco chispeante, sabemos que cuando vayamos a comprar al restaurante no vamos a encontrar nada parecido a lo que vimos en la publicidad, pero el mecanismo de engaño a nuestros deseos está activo, y la sensación y emoción que nos provoca nos hará dar por sentado que en ese restaurante vamos a satisfacer el deseo que nos estimuló la imagen.
Esto nos lleva a afirmar que vivimos en una era de falsas noticias, que arrastra las emociones de la gente en función de temas específicos, que crean matrices de opinión y en consecuencia moviliza masas en busca de un objetivo determinado, de acuerdo a los intereses de quienes promueven este tipo de “hechos”.

Kenia Kalí

Las pandemias y la historia.

Investigación de periodista venezolana Káren Méndez: ¿Quién está detrás del brote de ébola y a quién beneficia?

Moscú, agosto 7 – La corresponsal de RT Káren Méndez (periodista venezolana) investiga qué relación tiene el centro de investigaciones biológicas estadounidense Fort Detrick con el reciente brote de ébola en África y a quién han beneficiado las pandemias a lo largo de la historia.
El siguiente es su informe publicado por Russia Today:
La alarma que generaron en la población mundial distintas corporaciones mediáticas, especialmente la CNN, sobre el brote de Ébola en países de África, y luego su insistencia sobre la vacuna que se encontró para curar esta enfermedad, dejó al descubierto muchas cosas.
Este lunes, 4 de agosto de 2014, CNN lanzó la “exclusiva” diciendo que las autoridades estadounidenses ofrecían un tratamiento no probado en humanos para curar el Ébola. Además, informaron que el medicamento ya había sido administrado al doctor estadounidense Kent Brantly, afectado por esta enfermedad en África, y que los efectos en el paciente habían sido “milagrosos”.
Luego se pudo conocer, por ellos mismos, que el medicamento era desarrollado por la compañía biotecnológica con sede en San Diego, EE.UU., llamada Mapp Biopharmaceutica, cuyo equipo científico trabaja con el ejército estadounidense en el Fort Detrick, y que hace un año inocularon el virus del Ébola a un grupo de monos.
¿Qué es el Fort Detrick?
El Fort Detrick, ubicado en Maryland (EE.UU.), es un centro de investigación biológica y de desarrollo de armas químicas que desde hace más de 50 años se dedica a detectar enfermedades mediante una “manipulada ingeniería de la infección”.
Durante la Segunda Guerra Mundial, el Fort Detrick emprendió una intensa investigación sobre guerra biológica que estuvo supervisada por George Merck, un gran aliado de Hitler y presidente de una de las mayores industrias farmacéuticas de EE.UU.
Y es que una de las tantas cosas que copió el gobierno estadounidense del nazismo fue su programa de guerra biológica que se aplicó durante el Tercer Reich. A través de la Operación Paperclip, los servicios de inteligencia y militares de EE.UU., llevaron de forma secreta a EE.UU. a unos 700 científicos nazis para extraer de ellos todos sus secretos en armas químicas y experimentación médica.
Fue así como en 1946 el Gobierno de Harry Truman reclutó principales científicos que trabajaron para Hitler. Una de las principales fichas nazis fue Eric Troub responsable de la sección de armamento biológico del Tercer Reich. Este experto en enfermedades víricas llegó a EE.UU. en 1949 y desde entonces empezó a trabajar en la Marina de Estados Unidos, desde ese lugar empezó a investigar las 40 cepas mas virulentas del mundo, además de brindar asesoría a miembros de la CIA y a los llamados bioguerreros del Fort Detrick.
Se denuncia que desde Fort Detrick se inocularon virus como el VIH, Ébola, Peste bubónica, Antrax y Virus del Nilo Occidental.
En los años 70 el Fort Detrick cambió de nombre. Ahora se llama instalaciones Frederick para Investigación sobre el Cáncer, que es supervisado por Departamento de Defensa, el Departamento de Seguridad Interna, CIA e Instituto Nacional del Cáncer.
En ciudad Maryland mas de 500 familias afectadas con cáncer sospechan que causa de su enfermedad se debe a los experimentos químicos que hace el Cuartel Detrick cerca de sus viviendas.
En septiembre de 2010, la propia cadena estadounidense FOX, divulgó un reportaje en el que entrevistan a pobladores que viven cerca de las instalaciones del Fort Detrick, en Maryland.
Uno de los testimonios es del agricultor Bill Krantz, quien lleva toda una vida viviendo cerca del Fort Detrick. Él mismo dice que desde niño veía que “desde el Cuartel rociaban químicos en los campos desde helicópteros, aviones y globos aerostáticos”. El mismo señor Krantz cuenta que habló con el Jefe de Seguridad del Fort Detrick y éste le aseguro que lo que caía encima de sus tierras y de su familia era inofensivo. Pero con los años varios familiares de Krantz tienen cáncer.
Otro poblador de la zona dice en ese reportaje audiovisual de FOX “me mudé a Frederick en 1992. Me casé con Deborah Cross en 1993 y estuvimos casados 19 años. Mi hija Kristen René Hernández murió de cáncer en el cerebro en 2008. Mi esposa murió en 2010 de cáncer renal, la metástasis le llegó al cerebro”. Dice que han hecho pruebas con los hidroquímicos alrededor de la base militar y que son los mismos dióxidos que encontraron en la sangre de su hija y esposa, con la misma huella molecular de unos químicos extraídos en los alrededores del lugar.
Largo expediente de bioterrorismo
En el año 2011, el ex presidente de Guatemala, Álvaro Colom, denunció que Estados Unidos inoculó enfermedades venéreas en 696 guatemaltecos durante 1946 y 1948. Ante semejante escándalo, lo único que dijo Estados Unidos fue "discúlpenos". Pero Guatemala no fue el único país víctima de estas aberraciones científicas de EE.UU., es larga la lista de crímenes de lesa humanidad que ha cometido ese país en su guerra biológica.
En 1931, Cornelius Rhoads patrocinado por el Instituto Rockefeler y quien formó parte de la Comisión de Energía Atómica de EE.UU., infectó a cientos de ciudadanos puertorriqueños con células cancerígenas mientras realizaba experimentos médicos.
En 1951, Estados Unidos utilizó plumas de aves infectadas con Ántrax para provocar peste en Corea del Norte y luego inocular fiebre amarilla en ese país.
En 1962, EE.UU. contaminó un barco de caña de azúcar que hizo escala en puerto rico rumbo a la Union Sovietica.
En 1966, el Pentágono hizo quebrar varias ampollas de Bacillus subtilis en las rejas de ventilación del metro de Nueva York exponiendo a más de 1 millón de personas a esta bacteria.
En 1970, el Fort Detrick desarrolló técnicas de biología molecular para producir retrovirus, hoy conocido como VIH.
En la década de los 70, EE.UU. desarrolló la Operación Mangosta. La CIA inoculó en Cuba distintos virus como Epifitia Roya de la caña para afectar distintas zonas cañeras del país, fiebre porcina africana, que obligó a sacrificar a más de 700 cerdos y el moho azul del tabaco que destruyó mas del 85% de esas plantaciones.
En 1981, en Cuba, introdujeron el virus del Dengue Hemorrágico que le costó la vida a 158 cubanos, de ellos 61 niños.
En 1990 en Los Ángeles aplicaron de manera experimental la vacuna del sarampión en bebes negros e hispanos.
En 1995, el Gobierno de EE.UU. admitió que le ofreció a criminales de guerra y científicos japoneses cuantiosas sumas de dinero e inmunidad a cambio de información sobre las investigaciones que realizaban sobre la guerra biológica.
Una semana después del ataque a las Torres Gemelas, Estados Unidos sufrió un extraño ataque con Ántrax. En junio de 2008, Bruce Irvins, científico del Ejército estadounidense se suicidó antes de ser acusado por estos atentados. Pero Irvins no es el único científico que pierde la vida en extrañas circunstancias.
En julio de 2003, el científico británico David Kelly fue hallado muerto, dentro de su casa, luego de darle un entrevista secreta a la BBC de Londres, en la que confiesa que era totalmente falso que Irak tuviera armas de destrucción masiva y que simplemente era una excusa para invadir y saquear a ese país. Este hecho generó innumerables interrogantes, pero también dejó al descubierto el perverso mundo de las guerras biológicas de Estados Unidos y Gran Bretaña.
Aunque las Convenciones sobre Armas Químicas y Biológicas ilegalizan la producción, el almacenamiento y uso de armas biológicas, Estados Unidos mantiene los mayores arsenales de estas armas de destrucción masiva y ha sido el primer país en aplicarlo. Nunca podremos olvidar lo que hicieron contra el pueblo vietnamita y camboyano con el tristemente recordado "Agente Naranja", fabricados entre el gobierno de Estados Unidos y la farmacéutica Bayer.
Desde el año 2001, Estados Unidos ha gastado unos 50.000 millones de dólares en armas biológicas. Antes de partir, el ex presidente George Bush asignó para el año fiscal 2009, casi 9.000 millones de dólares más para gastos en bioarmas, es decir, 39% más de lo que se asignó para el año 2008.
Pero también se ha denunciado que estas bioarmas han llegado a manos irresponsables. Así sucedió con el caso de Cuba, cuando agentes de la Central de Inteligencia de Estados Unidos le entregaron a miembros del grupo terrorista "Omega 7" armas bactereológicas para introducirlas en Cuba y acabar con la Revolución. El líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, lo denunció en su momento en la ONU, pero pasaron muchos años para que el mundo pudiera confirmar la veracidad de esas denuncias.
Pero propios ex funcionarios estadounidenses fueron más allá. El ex presidente del Banco Mundial, ex secretario de Estado de Estados Unidos, quien ordenó el bombardeo masivo contra Vietnam, y quien fue miembro del Programa Ampliado de Inmunización, Robert Mcnamara, dijo en una oportunidad a un diario francés: “Hay que tomar medidas draconianas de reducción demográfica en contra de la voluntad de las poblaciones. La reducción de la tasa de natalidad ha demostrado ser imposible o insuficiente. Por consiguiente, debemos aumentar la tasa de mortalidad. ¿cómo? Por medios naturales. El hambre y la enfermedad”
Aumentan las víctimas, suben las acciones en la bolsa
Mientras aumentan las víctimas de Ébola, se agudiza la paranoia desde las corporaciones mediáticas (que también ha permitido distraer la atención internacional sobre verdaderas masacres como la que ejecuta el gobierno de Israel contra Palestina), suben las acciones de las farmacéuticas en la bolsa.
Una noticia de CNN en Español, titulada “El Ébola impulsa a farmacéutica en la Bolsa”, así lo confirma. En este informe periodístico se dice textualmente:
“Las acciones de una compañía con base en Vancouver que trabaja en una medicina para frenar la enfermedad subieron 40% en la última semana. (…) Tekmira Pharmaceuticals tuvo un aumento más alto de lo usual porque los inversionistas esperan que las agencias de salud de Estados Unidos aprueben un medicamento conocido como TKM-Ebola”
Y por si fuera poco, el propio científico estadounidense que supuestamente inventó la vacuna contra el Ébola en el Fort Detrick, el señor Larry Zeitlin asegura que "el principal obstáculo, al menos para nosotros, es el apoyo económico. Recibimos financiación del Gobierno de EE.UU., pero llega a borbotones (poco a poco), lo que hace muy difícil desarrollar rápidamente un fármaco".
Esta historia hace recordar lo que sucedió años atrás con las conocidas gripe aviar y gripe porcina, que tras expandirse por distintos países del mundo, apareció la farmacéutica estadounidense Gilead Science promocionando un tratamiento llamado Tamiflu. Y mientras miles y miles de personas se desesperaban buscando el Tamiflu, Donald Rumsfeld sonreía. ¿Por qué sonreía?. El documental “Operación Pandemia” de Julián Alterini nos lo responde.
Alternini precisa en su documental que, Donald Rumsfeld fue el Presidente de la Gilead Science hasta el año 2001, cuando el ex presidente George Bush lo nombró Secretario de Defensa, puesto desde el cual Rumsfeld aprobó en el año 2005 un presupuesto del cual 1200 millones de dólares fueron destinados a su ex compañía para elaborar 20 millones de dosis de Tamiflu, uno de los dos medicamentos que autorizó la Organización Mundial de la Salud para tratar tanto la gripe aviar como la porcina.
Todo parece indicar que la historia se repite, y que la alarma que genera la CNN sobre el Ébola, es impulsada por grandes empresas farmacéuticas que dicen tener la cura y sólo con ese anuncio ya han logrado incrementar sus acciones en la bolsa.
La realidad es que estas grandes farmacéuticas junto con el Fort Detrick son responsables, como la historia lo demuestra, de inocular y propagar diversos tipos de enfermedades por el mundo para así maximizar sus ganancias a costilla de la vida de los demás, casi siempre los africanos, a quienes aún utilizan para sus experimentos. La historia ya ha demostrado que detrás de cada brote de este tipo de enfermedades está el cartel de las farmacéuticas, una de las industrias más poderosas, influyentes y perversas del mundo.

Por: Karen Méndez- RT | Jueves, 07/08/2014 08:06 AM

¿DÓNDE ESTÁN NUESTRAS FRONTERAS? GOOGLE NO MUESTRA FRONTERAS LIMÍTROFES DE VENEZUELA Y OTROS PAÍSES

En una estrategia que pareciera querer evitar peleas legales con los Estados, la aplicación Google Maps hace una distinción en la manera en como se muestran las fronteras de varios países, incluido Venezuela.
Puede que Google esté en pie de lucha contra la vigilancia del gobierno, pero en Google Maps "huye" de los conflictos.
La compañía muestra las fronteras de 32 estados de manera diferente a los otros 162 miembros de las Naciones Unidas. Muchos de estos países han tenido durante mucho tiempo las fronteras disputadas o se enfrentan actualmente a conflictos militares.
Google Maps personaliza en muchas formas en función de la ubicación de los usuarios, teniendo que adherirse a leyes locales, regulaciones y preferencias. Pero la función de geo-destacado, que pone un borde alrededor de las áreas buscadas, no se ve afectado por la ubicación de una persona. Por ejemplo, con una búsqueda de "Colombia" en Google Maps se obtiene lo siguiente:


El nombre del país y su frontera se vuelve rojo, resaltándolo.
Sin embargo, alguien que busca "Sudán" verá esto:

No hay destaque gráfico que no sea de la marca del pin Google.
Otras búsquedas producen incluso menos detalles. El software de Google responde a una búsqueda de "India" sólo por centrar el mapa en el sub-continente y ajustar el nivel de zoom para ajustar la nación en la pantalla.
India es especialmente sensible acerca de la representación de sus fronteras. En diciembre de 2005 y más tarde, en noviembre de 2013, el país amonestó a Google por mostrar ocupada por el Pakistán de Cachemira como parte de Pakistán en varios productos de Google. Un informe reciente del Departamento de Defensa de EE.UU. hizo la misma elección cartográfica, capturando la atención de los medios de comunicación indios.
En un correo electrónico que envió la agencia Quartz a una portavoz de Google respondieron que la compañía está "comprometido a proporcionar a nuestros usuarios la más rica, más actual versión de los mapas posible", y que utiliza varios recursos para decidir cómo representar las áreas políticas.
En el caso de Venezuela, el resultado es aún más particular, la búsqueda arrojará una vista del mapa general donde se destaca el área de Venezuela con una estrella amarrilla, a diferencia de otros países con disputa fronteriza, no se muestra un acercamiento a la región ni nada parecido.


Esta es la lista completa de los países que no se destacan en Google Maps, según un análisis realizado por la Agencia Quartz:
Albania
Bhutan
China
Chipre
Corea del Norte
Egipto
Georgia
India
Israel
Japón
Kenia
Malawi
Mauritania
Mauricio
Montenegro
Marruecos
Nauru
Pakistán
Palestina
Filipinas
Corea del Sur
Rusia
Serbia
Sudán del Sur
Sudán
Siria
Macedonia
Ucrania
Tanzania
Vanuatu
Venezuela
Vietnam
Con información de la Agencia Quartz.
Imagen: Quartz / Google Maps
(ConcienciaTV)

Los Transgénicos Producen Cáncer

 

 

Es lo que afirma el investigador francés G-E Séralini en un estudio publicado en la revista Food and Chemical Toxicology (FChT). En un volar, la noticia se regó por todos los principales periódicos del mundo, para felicidad y regocijo de los enemigos de los Organismos Modificados Genéticamente (OMG) o transgénicos.

Los (OMG) resultan de la adición en el laboratorio, mediante manipulación genética, de genes que les confieren características nuevas y provechosas, como la resistencia a las plagas ­ o menor necesidad de fertilizantes –en el caso de las plantas; en los animales puede significar mayor cantidad de nutrientes, fabricación de insulina a menor costo o autocontrol de parásitos (ver entradas correspondientes en este espacio).
Un injerto en una planta es un transgénico doméstico, muestra cotidiana de lo que han venido haciendo los hombres desde hace decenas de miles de años para domesticar y poner a su servicio plantas y animales. La diferencia con los transgénicos es que se hacen en los laboratorios y a una velocidad y precisión considerablemente más altas. Nada diferente a lo que se hacía al inicio de la agricultura sólo que la eficacia y el rendimiento, gracias al desarrollo científico, son mucho mayores. Además los controles y escrutinios a los que están sometidos los OMG los vuelven más seguros para el consumo animal y humano.

Séralini y sus colaboradores en la universidad de Caen, presentaron los resultados obtenidos en un estudio de dos años con ratas de laboratorio, alimentadas con maíz transgénico, modificado para resistir a las plagas. La conclusión fundamental fue que los animales alimentados con los transgénicos sufrieron una proliferación de tumores mucho más alta que la de ratones alimentados con maíz sin la modificación genética. Para ilustrar los resultados, los autores incluyen fotografías de los animales infestados de cáncer, con un sensacionalismo innecesario pues muestran los tumores, muchos de ellos enormes, a cambio de presentar tablas o la patología de cada cáncer, como lo hacen los artículos serios. Véalo usted mismo: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0278691512005637

Lo que siguió fue una polémica enorme entre los que declararon su asombro por los resultados y quienes los acogieron como una muestra indudable de que los OMG son dañinos para quien los consume, en este caso las ratas del laboratorio. Como es lo usual, los resultados son extrapolables a posibles efectos cancerígenos en los humanos que consumen los OMG. Se dijo que la investigación de Séralini era el milímetro que faltaba para cerrar el ataúd de los transgénicos.
Los científicos del área exigieron de inmediato conocer más sobre el trabajo de Séralini. No fue posible pues el investigador puso una muralla de resistencia. Ya había actuado de forma irregular pues no había permitido que los periodistas tuvieran acceso al artículo antes de que la noticia se diera a conocer al público. Además, por los mismos días, Séralini lanzaba dos libros y un documental.

Una noticia de este calibre, que “demuestra” el peligro de los OMG, que ya están en la agricultura y la industria agropecuaria por más de 25 años sin que nunca se haya demostrado, en cientos de trabajos de científicos en todo el mundo, ningún efecto nocivo o adverso, puso en alerta a la Unión Europea (UE) que comisionó una revisión del artículo de Séralini.
El equipo encargado de la revisión del artículo estuvo formado por científicos dedicados a evaluar la precisión en la bioestadística, el diseño experimental, la toxicología en mamíferos, la biotecnología, la seguridad de pesticidas y la carcinogénesis en los resultados presentados por Séralini.
Pronto fueron evidentes las patas cojas.

La cepa de ratas utilizadas en el estudio es una que tiene una tendencia muy alta a desarrollar tumores y cáncer de manera espontánea y que además, tiene una vida más corta que otros animales de laboratorio: menos de dos años. Lo ha leído usted bien: un experimento de dos años con animales que viven hasta los 18 meses y que, coman lo que coman desarrollan cáncer en muchas partes del cuerpo. Esto en ciencia se llama experimento sesgado.

En todos los estudios de este tipo debe existir un grupo control, es decir un número de ratas que no son alimentadas con el maíz modificado. Lo establecido es un número diez veces más alto que el que usó Séralini.
Cuando los resultados de la comisión de la UE fueron divulgados, descalificando el trabajo de Séralini por no cumplir con los requerimentos necesarios para sacar semejantes conclusiones, un grupo de más de 24 investigadores de altísimo nivel, envió una carta a la revista FChT exigiendo retirar el artículo. Hasta hoy no han tenido respuesta.

¿Cuál es el empeño de Séralini en demostrar lo indemostrable? –tan difícil es de demostrar que tuvo que manipular el diseño y de ahí, los resultados que esperaba obtener aparecieron, ¿por qué su cruzada contra los OMG? Es una pregunta difícil pero que puede contestarse con una respuesta sencilla: existe un temor enorme a cualquier manipulación de los seres vivos en los laboratorios, temor que una vez instalado se convierte en fanatismo y que entra a reforzar la existencia de supuestos peligros y, que así se demuestre que no existen, es ya muy difícil eliminar de la cabeza de las personas. Séralini es un científico en apariencia, su idea preconcebida lo ata a sus prejuicios y lo vuelve un fanático.
Tal vez quien mejor y de manera más elegante resuma las consecuencias de este cuento que hemos contado sea el fabuloso Richard Dawkins.
“La razón ha construido el mundo moderno. Es algo grandioso y sin embargo tan frágil que puede ser corroído por cualquier irracionalidad, no dañina en apariencia. Debemos por lo mismo, poner siempre por delante la evidencia verificable. De otra manera estaremos a la merced  de quienes quieren oscurecer la verdad”.

8 formas en las que Monsanto destruye y destruyó nuestra salud

 

. Por Diego Ignacio

Dr. Vandana Shiva.
Mucho se habla en nuestros tiempos sobre las pandillas, maras y la intimidación que sufren los niños y niñas en el colegio por parte de estudiantes mas agresivos. Esto me recuerda al matón más grande de todos los tiempos: La empresa biotecnologica Monsanto Corporation. Tomado en su contexto, la lista de delitos corporativos perpetrados por Monsanto hasta el momento, debería ser suficiente para cerrar esa compañía para siempre. Algo que tendríamos que haber hecho hace muchos años.
Sin embargo, permitimos que Monsnato siga destruyendo nuestro suministro de alimentos, nuestra salud y el planeta. ¿Monsanto o MonSatan? Eche un vistazo al historial/prontuario de esta empresa y decida usted mismo.

Agente Naranja: Monsanto fue creadora y principal beneficiaria de este "herbicida" utilizado para defoliar las selvas de Vietnam y destruir no solo la salud de los vietnamitas sino tambien la de las tropas estadounidenses y sus descendientes. EEUU perpmitió a Monsanto y otras empresas químicas reaizar apelaciones y recibir protección ante las querellas y denuncias de veteranos de guerra que alegaron daños y perjuicios por su exposición al Agente Naranja. De esta manera el gobierno de Estados Unidos resguardó tambien las futuras creaciones biotecnologícas para el futuro.

Los siguientes productos son consumidos en la Argentina: Y la mayoría de ellos son utilizados en la agricultura. Debido a lo cual se desprende una pregunta: ¿Tenemos que respaldar al campo o la Mesa de Enlace mientras el sector agropecuario argentino nos envenena y nos mata?


Productos de supermercado:
Aspartame: Ya en el año 1994 El Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos había publicado un informe que enumeraba 94 problemas de salud causados por el aspartame. Se ha demostrado que causa daños graves y que se acrecientan mediante el consumo prolongado destruyendo areas vitales del cuerpo humano. Sin embargo, el aspartame sigue presente en muchos productos comestibles con el nombre cambiado. La mayoria de estos alimentos son comunes y poca gente sabe que contienen el quimico.
Sacarina: Diversos estudios demostraron que la sacarina causa cáncer en ratas y ratones de laboratorio. En seis estudios realizados sobre pacientes humanos por el Instituto Nacional del Cáncer de EEUU, se descubrió que quienes consumen edulcorantes artificiales, tales como la sacarina o el ciclamato, sufren mas tarde cáncer de vejiga.
Productos utilizados por el campo argentino (pionero en Sudamerica en el uso de productos de Monsanto. Desde los mas pequeños chacareros a los grandes pooles de siembra):
Hormona de Crecimiento Bovino (rBGH):  Esta hormona genéticamente modificada es inyectada en vacas lecheras para producir un 20 % más leche, aún cuando no es necesario hacerlo debido a que no existe escacez de leche. Tras la inyección de rBGH las vacas sufren un dolor insoportable debido a la hinchazón que les produce en las ubres y por enfermarse de mastitis. El pus de la infección se mezcla con la producción por lo cual la leche es bombardeada con antibióticos. Esta leche genera resistencia a los antibioticos y también puede causar cáncer de mama, cáncer de colon y cáncer de próstata en los humanos.
RoundUp: El herbicida mas popular del mundo está directamente relacionado al cancer y al linfoma no-Hodgkin, de acuerdo a un estudio realizado por dos eminentes oncólogos: Los doctores Lennart Hardell y Mikael Eriksson, de Suecia. El RoundUp Ready se utiliza en cultivos genéticamente modificados que resisten el glifosato, ingrediente activo del RoundUp. Como ya saben, ambientalistas y profesionales de la salud están preocupados por el uso de este herbicida en cultivos resistentes al glifosato (realizados con semillas terminator de Monsanto) debido a que los residuos del RoundUP persisten en los alimentos que más tarde se distribuyen en los supermercados. Esto ocurre, por ejemplo, con la soja o el maiz. El RoundUp Ready afecta tanto a los consumidores finales como a las personas expuestas directamente al rociamiento en los campos fumigados y ciudades aledañas.
      Cultivos Modificados Genéticamente (OMG): El "Frankenstein" de Monsanto creado mediante la manipulación genética del maíz, algodón, soja y canola, con ADN de una fuente extraña. Estos cultivos estan diseñados para ser resistentes a dosis masivas del herbicida Roundup. Sin embargo y como consecuencia están generando la aparicion de supermalezas, tambien resistentes a los herbicidas. Por este motivo el RoundUP es cada vez mas fuerte.
      Tras la resistencia de la Union Europea y paises de oriente,  Monsanto presiona y festeja los cultivos OMG en países del tercer mundo: como Argentina. Según el físico, ecologista y activista Dr. Vandana Shiva, "Con el mapa en la mano, Syugenta y Monsanto se apresuran para patentar el genoma del arroz. Si pudieran, se adueñarían del arroz y su ADN, y lo harían pisoteando las 200.000 variedades de arroz que nos brinda la biodiversidad y que se han cultivado y desarrollado por milenios gracias a los los productores de Asia. La pretensión de estas corporaciones es inventar un nuevo arroz llevando adelante un violento ataque contra la integridad de la vida y la naturaleza en su conujnto, alterando y destruyendo sus formas originales. Esto, por otra parte, es un atropello contra el conocimiento ancestral de los agricultores orientales".
      ¡Para que quiten el maíz transgénico de Monsanto de las gondolas del supermercado! Haga clic aquí para firmar la petición.
      Ocurre que Monsanto no solo negocia como lo hace con el campo argentino, sino que además, contamina cultivos aproposito, para más tarde controlarlos.
El objetivo de Monsanto es controlar los alimentos a nivel mundial, destruyendo todo rastro de los vegetales naturales y reemplazandolos por sus productos con semillas terminator.
Las semillas Terminator: La tecnología de Monsanto produce granos estériles incapaces de germinar. Esto obliga a los agricultores a comprar semillas de Monsanto cada año en lugar de guardar y reutilizar las semillas de sus cosechas, como se hacía tradicionalmente. Las semillas Terminator, y posteriores flores, podrucen "polinización cruzada", ya sea por el viento o las abejas (que aun no mataron con el RoundUp) y contaminan cultivos aledaños no estériles. De esta manera Monsanto pone en peligro el suministro de semillas naturales en el futuro. Finalmente, una contaminación total otorgaría el control del suministro de alimentos a nivel mundial a Monsanto y la industria de los transgénicos.
Hamburguesas: Mc Donald´s y Burger King. Helados, gaseosas etc. La basura toxica de consumo masivo.
La dieta tipica americana, importada por Sudamerica: De acuerdo a la Asociación de Consumidores Orgánicos de EEUU, "Hay una correlación directa entre el suministro de alimentos genéticamente modificados y los $ 2 billones de dolares que EE.UU. gasta anualmente en asistencia médica. Esto significa que existe una epidemia de enfermedades crónicas relacionadas con la dieta".
      En lugar de frutos sanos, verduras, granos organicos o productos de pastoreo, EE.UU. consume una lista interminable de alimentos procesados, un exceso de comida chatarra basada en la ingeniería genética. Estos productos, como las hamburguesas de Mc Donald, poseen productos de Monsanto.
      Las Hamburguesas Mc Donald´s, Burger King, los helados, gaseosas etc. generan enfermedades del corazón, derrames cerebrales, diabetes y cáncer. El consumo insuficiente de frutas y verduras cuesta a Estados Unidos 56 mil millones dólares al año, un costo relacionado estrictamente a las enfermedades crónicas producidas por "la dieta".

La batalla
Además de Marie-Monique Robin, Periodista investigadora e historiadora francesa de 48 años, de una trayectoria impecable en el campo del periodismo de investigación, quien realizó "El Mundo Según Monsanto", otras personas comienzan a difundir su rechazo a los transgenicos en el planeta. Tal es el caso de Quigley, Delia: Es una consultora sobre Negocios Ambientales de UK. "Donde quiera que esten, las empresas responden a cambios permanentes – en una época de cambios ambientales globales, las empresas deben adaptarse para trabajar acordes a esos cambios", señala Delia. La britanica, es fundadora de la compañía D Quigley Associates LTD creada en marzo del año 2007 con el objetivo de vincular el medioambiente a las empresas de manera que estas ultimas resulten útiles para la sociedad, teniendo en cuenta en este marco: el costo, la eficacia y el bienestar de los seres humanos.

"Las compañías fueron consideradas durante mucho tiempo como algo separado de la sociedad", "cuando la gente está en el trabajo muchas veces actuan, creen  y son tratadas como si no fueran las mismas personas que mas tarde regresan a casa". "como si nuestro comportamiento, actitudes y prioridades fueran totalmente diferentes de acuerdo en el ambiente laboral, y este choque de valores no es bueno para nosotros o para el mundo en el que vivimos,  y que heredaremos a nuestros hijos". Delia, sus colegas y asociados comparten una creencia común en la naturaleza holística de la vida – que el trabajo, y el ocio son parte de lo mismo y que ambas actividades deben ser tratadas igualmente… con cuidado. (Quigley, Delia)

Cada uno de nosotros debe decir No a los transgenicos. No solo como lo hicieron en Mexico, donde recientemente las autoridades rechazaron una solicitud del consorcio semillero Monsanto Co. para ampliar su proyecto piloto en la siembra de maíz transgénico en el norte de ese país, sino que en forma personal.

Nuestras autoridades no son como las mexicanas.
      Si usted es un productor agropecuario, digale NO a Monsanto. Esta comprobado que los cultivos de Monsanto no mejoran la producción ni garantizan el exito. Piense en el futuro y en la herencia para sus nietos. Los herbicidas están aniquilando a las abejas y sin abejas no hay polinización. La calidad del aire en el planeta deacerá.
      Hoy Monsanto pretende el control mundial de los alimentos. Pero mucho antes participó en la Guerra de Vietnam, inventó el PCB y los transformadores electricos que utilizan PCB produciendo cancer. Monsanto no es una empresa que se conforme con un solo rubro del mercado.
     Mas tarde podría querer controlar la flora mundial o contaminarla por error, así como tambíen podria interesarse en el negocio de la madera, los medicamentos, o la creación de más animales transgenicos, como ya lo hacen con los peces (Salmón transgénico podría afectar a los lagos y rios de la Patagonia Argentina). Antes de Monsanto, el cancer era una enfermedad poco común. 
      Si usted es un simple consumidor, compre productos organicos que tengan garantía. Si trabaja en un campo que utliza productos de Monsanto, busque otro empleo. En lo posible rechace los alimentos lacteos industriales y la comida chatarra.
      Si tiene la oportunidad, busque comercios que ofrezcan productos de granja. Quizas sea hora de alejarse de la ciudad y probar suerte en localidades rurales, aquellas que se encuentren alejadas de cultivos peligrosos.
     Aún así usted seguirá expuesto a los agroquimicos que flotan en la atmosfera y se llueven sobre la tierra.
Pida a los legisladores de Argentina que prohiban la entrada de productos de Monsanto a nuestro país. Cree una petición en Change.org diciendo: "Stop Monsanto in Argentina". Bueno, esto posiblemente lo haga yo.
     Escrache a los productores agropecuarios que utilizan productos de Monsanto en Argentina.
Un cartel que podría leerse en una sociedad civilizada:

"Monsanto es buscado para ser interrogado en relación a la contaminación genética del planeta Tierra, la alimentación forzada de ciudadanos del mundo con alimentos genéticamente modificados, y sus intenciones de controlar las fuentes mundiales de alimentos."

– SE BUSCA. Monsanto por crímenes contra el planeta
"La gente tendrá la soja Roundup Ready, les guste o no. " – Ann Foster, portavoz de Monsanto en Gran Bretaña, 1999
      Las 10 mayores organizaciones que defienden las leyes antimonopolio en Estados Unidos acudieron a los tribunales federales elevando cargos contra Monsanto acusando a la corporacion de conspirar a nivel mundial para violar las leyes antimonopolio y para controlar totalmente el mercado de semillas. Pero Monsanto sigue avanzando.
      Mientras tanto, usted puede difundir este articulo.

la verdad de los chemtrails

Impuesto al Carbón

Link

http://ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=94326

Ésta es la razón por la cual aviones militares, desde hace más de 10 años, en muchos días soleados, salen a fumigar y echar literalmente mierda en nuestros cielos. Os habréis dado cuenta de que cuando fumigan, hace un calor increíble, para después al día siguiente quitarse y volver a la temperatura normal.
Porque no hay ningún calentamiento ni enfriamiento humano. Es un timo que te cuenta la TV.
Quemar bosques, contaminar, ensuciar el agua y todo eso, va en contra del ecosistema. Está claro. Pero el clima sigue igual que siempre. Todo depende de los ciclos solares, unas veces hace más frío y otras hay sequías.
La hipótesis de *chemtrails (chem: chimicos, trails=rastro de, camino) para acabar con las lluvias y tener sequías ya está descartada. En el 2003, con las sequías, podía tener fundamento. Pero hoy en día, con la que está cayendo, los hechos destruyen las hipótesis.

Chemtrail: El término "chemtrail" es una abreviación del término inglés chemical trail, que traducido literalmente significa estela química. La denominación imita a la que se da en este idioma a las estelas de condensación (contrail). Término que designaría una estela que aparece al paso de un avión, provocada por la utilización de productos químicos1 independiente o conjuntamente con la estela de condensación propia del avión.

Al aire libre Chemtrail operaciones de fumigación se viven ahora en California (todos los 50 estados y en todos los países de la OTAN). El análisis independiente de estelas químicas lluvia ha identificado muchos productos químicos tóxicos, incluyendo;

Las partículas de óxido de aluminio, arsénico, Bacilos y Moldes,
Las sales de bario, Titanatos bario, cadmio, calcio, cromo, desecadas glóbulos rojos humanos, etileno dibromuro, enterobacter cloacal, enterobacteriaceae, células de sangre blancas-A (reductor de enzima utilizada en laboratorios de investigación para cortar y combinar ADN),conducir, mercurio, metil aluminio, las esporas del moho, mycoplasma,

Nano-recubrimiento de aluminio de fibra de vidrio, el trifluoruro de nitrógeno, conocida como la paja), níquel, polímeros fibras, Pseudomonas aeruginosa, Pseudomonas Florescens, cesio radiactivo, Radio Active Torio, selenio, Serratia Marcscens, Fragmentos de Sharp Titanium, plata, Streptomyces, Stronthium, Sub-Micron Partículas,
(Que contiene la materia biológica Live), Las bacterias no identificadas, uranio, Amarillas micotoxinas por hongos.

Estos químicos utilizados se han fumigado sin haber hecho un estudio sobre los efectos adversos en la salud human, la tierra y agua. Hay muchos estudios independientes que confirman que aluminio y barrium causan daño al bienestar del humano, dañan la tierra y agua.

En cuanto al proyecto de eugenesia (def: ciencia de lo leyes biológicas al perfeccionamiento de la especie humana) o envenenamiento de la población civil, no es más que una gilipollez sin fundamento propia de un delirio o una demencia. Si en más de 10 años fumigando aún no han acabado con la población civil, les sugiero que cambien de producto químico, porque el que echan sólo produce resfriados. Menuda chapuza.
Echa A n t r a x  o gas V X y acabas con todos enseguida. No necesitas perder el tiempo echando colonia.
Mata a todo el mundo y a ver de qué viven las Bolsas, los bancos y el capitalismo, sin nadie que compre Ferraris, nadie que compre PS3 y nadie que beba Coca Cola. Algunos no se han enterado de que el capitalismo vive del consumo, de la compra-venta. Sin gente no hay negocio, se paraliza el mercado.
Gracias al impuesto al carbono de los Bilderberg, te sacarán la pasta a ti y a las empresas, con más impuestos. Impuestos basados en un fraude. Un fraude que te lo hacen creer en la TV y con su fumigación fraudulenta.
Si os habéis fijado bien, las estelas químicas que dejan los aviones normales, se quitan enseguida. Las otras permanecen, se expanden y llenan el cielo de una especie de telilla.

Videos

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=zpo2XtFZlTs

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=ytCL1uiv-qY

http://www.youtube.com/watch?v=5owfw1Rv9Ww

http://www.youtube.com/playlist?list=PL15A2B79F00165B07

Premio Nobel de Medicina: Las farmacéuticas bloquean los medicamentos que curan porque no son rentables, impidiendo su distribución.

Ahí va el escándalo… -muy valiente este Premio Nobel de Medicina-. Qué lástima que esto no salga en los noticiarios de todas las cadenas para que la gente reaccione en masa… es de vergüenza.

El ganador del Premio Nobel de Medicina, Richard J. Roberts, denuncia la forma en la que operan las grandes farmacéuticas dentro del sistema capitalista, anteponiendo los beneficios económicos a la salud y deteniendo el avance científico en la cura de enfermedades porque curar no es tan rentable como la cronicidad.

 

 

http://pijamasurf.com/wp-content/uploads/2011/02/Picture-759.png

 

Hace unos días se publicó una nota sobre datos revelados que muestran que las grandes compañías farmacéuticas en los Estados Unidos gastan cientos de millones de dólares al año pagando a doctores para que éstos promuevan sus medicamentos.  Para complementar, reproducimos esta entrevista con el Premio Nobel de Medicina, Richard J. Roberts, quien señala que los fármacos que curan no son rentables y por eso no son desarrollados por las farmacéuticas que en cambio sí desarrollan medicamentos cronificadores para que sean consumidos de forma serializada. Esto, señala Roberts, también hace que algunos fármacos que podrían curar del todo una enfermedad no sean investigados. Y se pregunta hasta qué punto es válido y ético que la industria de la salud se rija por los mismos valores y principios que el mercado capitalista, los cuales llegan a parecerse mucho a los de la mafia. La entrevista originalmente fue publicada por el diario español La Vanguardia:
¿La investigación se puede planificar?
– Si yo fuera ministro de Sanidad o el responsable de Ciencia y Tecnología, buscaría a gente entusiasta con proyectos interesantes; les daría el dinero justo para que no pudieran hacer nada más que investigar y les dejaría trabajar diez años para sorprendernos.
– Parece una buena política.
– Se suele creer que, para llegar muy lejos, tienes que apoyar la investigación básica; pero si quieres resultados más inmediatos y rentables, debes apostar por la aplicada…
– ¿Y no es así?
– A menudo, los descubrimientos más rentables se han hecho a partir de preguntas muy básicas. Así nació la gigantesca y billonaria industria biotech estadounidense para la que trabajo.
– ¿Cómo nació?
– La biotecnología surgió cuando gente apasionada se empezó a preguntar si podría clonar genes y empezó a estudiarlos y a intentar purificarlos.
– Toda una aventura.
– Sí, pero nadie esperaba hacerse rico con esas preguntas. Era difícil obtener fondos para investigar las respuestas hasta que Nixon lanzó la guerra contra el cáncer en 1971.
– ¿Fue científicamente productiva?
– Permitió, con una enorme cantidad de fondos públicos, mucha investigación, como la mía, que no servía directamente contra el cáncer, pero fue útil para entender los mecanismos que permiten la vida.
– ¿Qué descubrió usted?
– Phillip Allen Sharp y yo fuimos premiados por el descubrimiento de los intrones en el ADN eucariótico y el mecanismo de gen splicing (empalme de genes).
– ¿Para qué sirvió?
– Ese descubrimiento permitió entender cómo funciona el ADN y, sin embargo, sólo tiene una relación indirecta con el cáncer.
– ¿Qué modelo de investigación le parece más eficaz, el estadounidense o el europeo?
– Es obvio que el estadounidense, en el que toma parte activa el capital privado, es mucho más eficiente. Tómese por ejemplo el espectacular avance de la industria informática, donde es el dinero privado el que financia la investigación básica y aplicada, pero respecto a la industria de la salud… tengo mis reservas.
– Le escucho.
– La investigación en la salud humana no puede depender tan sólo de su rentabilidad económica. Lo que es bueno para los dividendos de las empresas no siempre es bueno para las personas.
– Explíquese.
– La industria farmacéutica quiere servir a los mercados de capital…
– Como cualquier otra industria.
Es que no es cualquier otra industria: estamos hablando de nuestra salud y nuestras vidas y las de nuestros hijos y millones de seres humanos.
– Pero si son rentables, investigarán mejor.
– Si sólo piensas en los beneficios, dejas de preocuparte por servir a los seres humanos.
– Por ejemplo…
He comprobado que, en algunos casos, los investigadores dependientes de fondos privados hubieran descubierto medicinas muy eficaces que hubieran acabado por completo con una enfermedad
– ¿Y por qué dejan de investigar?
– Porque las farmacéuticas a menudo no están tan interesadas en curarle a usted como en sacarle dinero, así que esa investigación, de repente, es desviada hacia el descubrimiento de medicamentos que no curan del todo, sino que hacen crónica la enfermedad y le hacen experimentar una mejoría que desaparece cuando deja de tomar el medicamento.
– Es una grave acusación.
– Pues es habitual que las farmacéuticas estén interesadas en líneas de investigación no para curar sino sólo para convertir en crónicas dolencias con medicamentos cronificadores mucho más rentables que los que curan del todo y de una vez para siempre. Y no tiene más que seguir el análisis financiero de la industria farmacológica y comprobará lo que le digo.
– Hay dividendos que matan.
– Por eso le decía que la salud no puede ser un mercado más ni puede entenderse tan sólo como un medio para ganar dinero. Y por eso creo que el modelo europeo mixto de capital público y privado es menos fácil que propicie ese tipo de abusos.
– ¿Un ejemplo de esos abusos?
Se han dejado de investigar antibióticos porque son demasiado efectivos y curaban del todo. Como no se han desarrollado nuevos antibióticos, los microorganismos infecciosos se han vuelto resistentes y hoy la tuberculosis, que en mi niñez había sido derrotada, está resurgiendo y ha matado este año pasado a un millón de personas.
– ¿No me habla usted del Tercer Mundo?
– Ése es otro triste capítulo: apenas se investigan las enfermedades tercermundistas, porque los medicamentos que las combatirían no serían rentables. Pero yo le estoy hablando de nuestro Primer Mundo: la medicina que cura del todo no es rentable y por eso no investigan en ella.
– ¿Los políticos no intervienen?
– No se haga ilusiones: en nuestro sistema, los políticos son meros empleados de los grandes capitales que invierten lo necesario para que salgan elegidos sus chicos, y si no salen, compran a los que son elegidos.
– De todo habrá.
– Al capital sólo le interesa multiplicarse. Casi todos los políticos – y sé de lo que hablo- dependen descaradamente de esas multinacionales farmacéuticas que financian sus campañas. Lo demás son palabras…